La conciencia humano - Esta es una experiencia subjetiva de la realidad externa, que se expresa en el autoinforme de estos eventos. Una definición más amplia del concepto de conciencia es una propiedad de la psique, a través de la cual se muestran los eventos externos, independientemente del nivel de implementación (biológica, social, sensual o racional). En un sentido más estrecho, es una función del cerebro, peculiar solo para las personas, que, asociada al habla, se expresa en reflexiones resueltas y generalizadas de los fenómenos de la realidad, la construcción preliminar de acciones en la mente y la predicción de resultados, que se manifiesta en la gestión racional y el autocontrol de las acciones a través de la reflexión.

El concepto de conciencia humana es el tema de investigación en muchas ciencias (psicología, filosofía, sociología), los científicos están tratando de descubrir el significado de la existencia y la ocurrencia de tal fenómeno.

La conciencia es un sinónimo: razón, comprensión, comprensión, comprensión, pensamiento, razón, entonces se utilizarán en el texto.

Formas de conciencia

Hay una conciencia individual y social. El primero, el individuo, es la conciencia de cada individuo sobre su individualidad de ser, a través de su ser social. Es un elemento de la conciencia social. En consecuencia, el segundo, el concepto de conciencia social es la conciencia individual generalizada de varias personalidades. Tal generalización ocurre históricamente, en el proceso de un largo tiempo. Por lo tanto, también se considera un grupo.

En la conciencia de grupo es necesario considerar dos características: este es el contacto social de las personas, como un factor importante y la fuerza general de estas personas cuando combinan sus fuerzas separadas.

Cada equipo es un grupo de diferentes personalidades, sin embargo, no todos los grupos de personalidades serán un equipo. Sobre esta base, la manifestación de la conciencia colectiva siempre será grupal, y el grupo no siempre será colectivo. La inteligencia colectiva es, en primer lugar, una manifestación de la conciencia social como una idea social, y en segundo lugar, esta idea determina las actividades de los individuos en este colectivo.

La conciencia individual de individuos típicos siempre determina la conciencia grupal. Pero solo típico para un grupo en particular, que es adecuado para la frecuencia de manifestación, el poder de expresión en cualquier momento, es decir, de manera tal que esté al frente, guía el desarrollo de este grupo.

Las formas colectivas y grupales de conciencia están bajo la dependencia de la conciencia pública y están determinadas por las relaciones entre los miembros del grupo. Por lo tanto, aquellos fenómenos mentales que son característicos del proceso de comunicación representan diferentes fenómenos en la conciencia grupal.

Este último, a su vez, se divide en varias formas de conciencia. Los más específicos son los fenómenos masivos, constituyen estados de ánimo públicos y crean un clima psicológico de grupo. Estos estados de ánimo son causados ​​principalmente por relaciones interpersonales. Si un grupo tiene relaciones buenas, cálidas y confiables, entonces, en consecuencia, el clima psicológico será favorable y los problemas de ese grupo serán más fáciles de resolver. Pero si una persona se introduce en tal colectivo, disipa la enemistad entre los miembros del grupo, naturalmente, el clima psicológico empeorará, la eficiencia del trabajo comenzará a caer. Además, las actitudes masivas en un grupo pueden verse influidas por la didactogenia: estos son cambios en el estado de ánimo que alcanzan un estado doloroso y son causados ​​por un comportamiento grosero y la influencia del líder.

Otra forma de conciencia grupal es el pánico. El pánico es una manifestación de miedo, un estado de pasión que captura a todo un grupo y se intensifica por la influencia de la imitación mutua.

La moda es una forma de conciencia grupal, cuando las personas comienzan a imitarse entre sí, se vuelven iguales a la opinión pública y confían en la notificación de los medios con respecto a lo que deben caminar, vestirse, ponerse los zapatos y escuchar qué música.

El pensamiento colectivo es también una forma de conciencia grupal, fija el enfoque de cada miembro para resolver la tarea del colectivo, permite reflexionarlo e iluminarlo desde varios lados, también contribuye a la iniciativa. El pensamiento colectivo agrega criticidad a las decisiones, y esto contribuye al desarrollo de la autocrítica en cada miembro del grupo, enriquece a uno con el conocimiento y la experiencia al adquirir conocimiento de los demás, crea un tono emocional positivo, crea situaciones de competencia, aumenta la eficiencia, reduce el tiempo para resolver el problema. La solución de una tarea promueve el surgimiento de otras nuevas y, por lo tanto, estimula el desarrollo y la progresión del grupo, el pensamiento colectivo hace avanzar al equipo.

La forma de conciencia social se divide en varios tipos: religión, ciencia, derecho, moral, ideología y arte. Las formas como la religión, la ley, la moralidad y el arte, ya que los fenómenos sociales son relativamente independientes y son estudiadas por diversas ciencias. La conciencia moral y la estética tienen una conexión que se puede observar a diario, por ejemplo, las acciones morales a menudo se describen como bellas, y viceversa, las acciones inmorales se denominan repugnantes o feas.

El arte religioso a través de la pintura de la iglesia, la música se utiliza para profundizar los sentimientos religiosos y, en general, la conciencia religiosa de cada persona y grupos enteros. En grupos pequeños, la conciencia religiosa es un fenómeno de la psicología religiosa, que incluye la cosmovisión religiosa del individuo y los grupos.

La visión filosófica de la conciencia es una visión teórica del mundo, el conocimiento de las leyes de la naturaleza, el hombre y la sociedad, identifica los métodos de su conocimiento. Muestra estar en forma conceptual, desempeña funciones epistemológicas e ideológicas.

La naturaleza científica de la conciencia es un mapeo racional y sistemático del mundo circundante a través de la aplicación de teorías científicas, argumentos y hechos, se muestra en las mentes de las personas en categorías de leyes y teorías. Permite que una persona piense en categorías, aplique varios principios de conocimiento para hacer nuevos descubrimientos. La aplicación de la conciencia científica puede verse en varios campos de la existencia humana.

La moral, como forma de conciencia, apareció y cambió, al igual que la psicología moral de un grupo, que resume la experiencia socialmente útil de la comunicación en grupos y en las condiciones adecuadas.

La moralidad de la conciencia se basa en la categoría de moralidad, es la forma más antigua de conciencia social, también pasa por todas las áreas de la actividad humana (profesión, vida, familia). Se refleja en las categorías por las cuales una persona piensa y es guiada: el bien, el mal, la conciencia, la dignidad y otros. La moral está determinada por la perspectiva de sociedades y clases específicas. En las normas morales, universales, es decir, independientemente de la clase social, se muestran los valores morales: humanismo, honor, responsabilidad, compasión, colectivismo, gratitud, generosidad.

La política de la conciencia comenzó a surgir con la formación del estado, las clases y la esfera de la política. Refleja la interacción de las clases y los grupos sociales, el lugar y su papel en el poder estatal, las relaciones entre naciones y estados, y están orientados por motivos económicos. Integra todas las formas de conciencia social. Se ve afectado por varias esferas: religión, ciencia, ley, pero la política sigue siendo la principal. También es un elemento del funcionamiento del sistema político del país. Hay dos niveles: el nivel práctico-práctico y el nivel ideológico-teórico. La experiencia y la tradición, emocional y racional, la experiencia y las tradiciones están interconectadas en el nivel teórico cotidiano, se desprende espontáneamente de las actividades y experiencias de vida de las personas. También es inestable porque existe bajo la influencia y la dependencia de las condiciones de vida, las emociones de las personas y la experiencia en constante cambio.

El uso de la conciencia cotidiana es importante porque es inherente a la integridad de la comprensión de la vida, y en el procesamiento creativo es la base de la conciencia teórica. La conciencia política teórica se caracteriza por la integridad y profundidad de la visualización de la realidad política, caracterizada por la capacidad de predecir y sistematizar puntos de vista. Puede desarrollar un programa político, basado en las esferas económica y social. Tal ideología política es capaz de influir activamente en el nivel de la conciencia pública. Solo las personas especialmente capacitadas que piensan en las leyes de la vida social y se ocupan de la "creatividad política" están trabajando en la creación de la ideología. Una ideología bien formada puede tener un impacto en la conciencia de la sociedad en su conjunto, porque no es un simple sistema de creencias, sino una propaganda bien estructurada que impregna a todos los sectores y esferas de la sociedad, que utiliza el poder estatal y utiliza los medios, la ciencia, la cultura y la religión.

En la conciencia jurídica, existe una conexión muy grande con lo político, ya que en ellos hay intereses políticos y económicos de varios grupos sociales. Afecta diversas esferas de la vida social en las que desempeña tales funciones: reguladora, cognitiva y evaluativa.

También es legal, tiene un carácter histórico y su desarrollo depende de las circunstancias económicas y políticas y de las condiciones de vida, se origina con las primeras manifestaciones de la organización política de la sociedad, el derecho y la división en clases y refleja la relación de personas, organizaciones, organismos gubernamentales que están conectados por derechos y Deberes, su garante es la ley.

La conciencia económica muestra conocimientos y teorías de la actividad económica y las necesidades sociales. Se forma bajo la influencia de condiciones históricas y está determinada por la necesidad de ser conscientes de los cambios económicos y sociales. También está orientado a mejorar la realidad económica.

Los aspectos ecológicos de la conciencia humana realizan funciones públicas. En primer lugar, las funciones cognitivas y educativas. Está interconectado con otras formas de conciencia: moral, estética y jurídica. El estado de la ecología requiere que una persona tenga una actitud estética y moral hacia la naturaleza que lo rodea, de lo contrario, una persona está influenciada por la conciencia legal para pagar por los daños causados ​​a la naturaleza.

La conciencia ambiental está en la actitud humana hacia la naturaleza, la conciencia del hombre mismo, como parte de esta naturaleza. El criterio en esto es la necesidad espiritual de una actitud cuidadosa y el deseo de preservar la belleza de la naturaleza.

Conciencia e inconsciente.

El estado de conciencia es el estado de una persona en la que puede ver y comprender claramente todo lo que sucede a su alrededor y lo que le sucede directamente a él, es capaz de mantener bajo control sus acciones y seguir el desarrollo de los eventos que lo rodean.

El inconsciente es incontrolado, acciones inconscientes y manifestaciones mentales especiales. Estos son dos polos diferentes de la psique, pero están en comunicación e interacción.

El psicoanálisis, el primero en psicología, comenzó a estudiar la conciencia individual y su interconexión inconsciente y cómo se manifiestan en el comportamiento. Según esta tendencia, la conciencia humana es solo una décima parte de la psique. La mayor parte es el inconsciente, que almacena los instintos, deseos, emociones, temores, siempre están con una persona, pero solo a veces se manifiestan y en ese momento lideran a una persona.

La conciencia es sinónimo de conciencia, y este término también se utilizará. Entonces, lo consciente es aquello que es controlado por el hombre, el inconsciente, el que no puede ser controlado, solo que es capaz de actuar sobre la persona. Iluminación, sueños, asociaciones, reflejos, instintos - se manifiestan sin nuestra voluntad, también intuición, inspiración, creatividad, impresiones, recuerdos, pensamientos obsesivos, reservas, errores de escritura, enfermedades, dolor, motivaciones - manifestaciones del inconsciente, a veces algunas de ellas pueden manifestarse de forma bastante clara. El momento equivocado o si la persona no lo espera en absoluto.

Por lo tanto, hay una conexión entre lo inconsciente y lo consciente, y hoy nadie se atreve a refutarlo. Tanto lo consciente como lo inconsciente se entrelazan en el hombre y lo afectan a él y al otro. La esfera inconsciente puede abrirse a la persona, lo que determina qué motivaciones y fuerzas internas mueven a la persona, sus pensamientos y acciones, fuera de la conciencia.

Guiado por este conocimiento, puedes mejorar mucho tu vida, aprender a confiar en tu intuición, abrirte a la creatividad, trabajar en tus miedos, abrirte a las ideas, escuchar tu voz interior, trabajar a través de deseos oprimidos. Todo esto requiere una reserva de fuerza y ​​deseo, pero luego para comprenderte mejor, desarrollarte, alcanzar metas, deshacerte de los complejos, debes realizar un autoanálisis y un profundo conocimiento de ti mismo.

Inconsciente salva la mente de cargas innecesarias, protege contra la sobrecarga de información. Coloca en sí experiencias negativas, miedos, información psíquica traumática y, debido a esto, protege a una persona de los trastornos psicológicos y las averías. Sin tal mecanismo, las personas no podrían soportar todas las presiones del mundo exterior. Gracias a la liberación de experiencias negativas o de información innecesaria y desactualizada, una persona puede realizarse plenamente.

La protección de la conciencia humana se manifiesta en la liberación de su control constante sobre las acciones que realiza todos los días. Las actividades como lavarse los dientes, usar aparatos, montar en bicicleta y muchas otras se vuelven automáticas y no requieren la comprensión de las acciones. Además, un adulto no se da cuenta de cómo hace las palabras con letras cuando lee, no piensa en qué acciones debe realizar para caminar. Del mismo modo, las acciones se hacen automáticas en las profesiones.

Debido a que cierta información ingresa al área inconsciente, se libera mucho más espacio para la asimilación de nueva información, por lo que es más fácil concentrarse en nuevas tareas importantes. Pero no debemos olvidar que incluso lo que ha entrado en el inconsciente no se pierde sin dejar rastro, se almacena, y bajo la influencia de algún tipo de estímulo es capaz de estallar, porque, en cualquier caso, es parte de una persona.

La psique consciente e inconsciente tiene la misma importancia para las personas, y uno no debe subestimar la funcionalidad de ninguno de ellos.

Conciencia e Identidad

El concepto de conciencia humana también se utiliza en el contexto de la autoconciencia. Las propiedades de la conciencia son que, como núcleo personal de una persona, contiene sentimientos, sensaciones, pensamientos y emociones. El valor de la autoconciencia es que es la actitud de una persona hacia sí misma. Resulta que ambos conceptos son parte de un todo.

Si miras hacia atrás a la historia de la humanidad, entonces las personas primitivas solo tenían una conciencia subdesarrollada, que se desarrolló en etapas. Comenzó con el hecho de que una persona sintió su cuerpo en un nivel físico, comprendió la limitación de sus habilidades. Después de explorar su cuerpo, comenzó a explorar el mundo exterior, del cual su mente adquirió nueva información, lo que estimuló su desarrollo. Cuanto más se familiariza una persona con diferentes objetos, más puede encontrar sus diferencias y aprender nuevas propiedades.

La formación de la autoconciencia, se produjo un poco más tarde. Al principio, solo los instintos congénitos (reproducción, autoconservación) guiaban al hombre. Gracias a la autoconciencia, el hombre ha logrado elevarse por encima de ese primitivismo, y esto ha contribuido al surgimiento de la jerarquía en las comunidades. Cada grupo tenía un líder que todos escuchaban, seguían sus instrucciones, aceptaban las críticas y los elogios. Por lo tanto, las personas se volvieron más altas que sus instintos, porque comenzaron a hacer algo no solo para ellas mismas, sino para todo el grupo y el líder. Tal manifestación de la autoconciencia en el mundo exterior, y no dentro de la mente del hombre. Incluso más tarde, el individuo comenzó a escuchar su propia voz y actuar en relación con el "oído", lo que le permitió elevarse por encima de los instintos, los deseos fugaces y otros factores que dificultaban el desarrollo personal.

En el desarrollo del hombre moderno, la formación de la conciencia y la autoconciencia también aparecen en etapas. Al principio, el niño se da cuenta gradualmente, luego aparece bajo la guía de adultos. Posteriormente, los ejecutivos externos son reemplazados por internos. Pero este desarrollo no llegó a todos. En países subdesarrollados, hay personas que aún viven por instinto.

Sin la autoconciencia, una persona no puede ir más lejos en su desarrollo personal, alcanzar metas, llevarse bien con las personas que lo rodean, tener éxito. С помощью самосознания человек видит и делает свою жизнь такой, как ему хочется. Все успешные люди владеют этим свойством. Иначе они не смогли бы стать разумными, развить интеллект.

Кстати, часто сравниваются такие категории, как сознание и интеллект. Muchas personas creen que si hay una conciencia, entonces también se habla de inteligencia, pero estas categorías tienen significados diferentes. Una persona intelectual no siempre es consciente. El nivel de conciencia de las personas poco educadas puede ser más alto. Por lo tanto, la conciencia y la inteligencia son conceptos no idénticos. Pero con la ayuda de la autoconciencia, tiene lugar el desarrollo de posibilidades intelectuales. Las propiedades de la autoconciencia y la conciencia: conforman la vida de una persona moderna, le ayudan a obtener la libertad, de lo contrario, solo habría permanecido dentro del marco de los deseos.

La conciencia en la filosofía.

El concepto de conciencia en la filosofía es un tema difícil de estudiar, grandes personas han reflexionado sobre él. La relación entre los conceptos de conciencia y el cerebro en la filosofía es un tema aún más difícil, ya que los dos conceptos se presentan como completamente diferentes. La definición de conciencia es una idea, y el cerebro es un sustrato material. Pero sin embargo, definitivamente hay una conexión entre ellos.

Los filósofos modernos confían en la existencia de la conciencia y en relación con las fuentes, hay varios de sus factores. Primero, el mundo externo y espiritual, natural y espiritual, se refleja en la conciencia bajo la apariencia de ciertas representaciones sensoriales-conceptuales. Dicha información es el resultado de las interacciones humanas y la situación que proporciona el contacto con ella.

En segundo lugar, el entorno sociocultural, las actitudes estéticas y éticas, los actos jurídicos, los conocimientos, las formas y los medios de la actividad cognitiva: esto permite que una persona sea un ser social.

En tercer lugar, es el mundo interior espiritual de la personalidad, sus experiencias de vida y experiencias, la reinterpretación, lo que una persona hace planes.

Cuarto, el cerebro es un factor de este tipo, porque a nivel celular garantiza el funcionamiento de la conciencia.

En quinto lugar, el campo de información cósmica también es un factor, cuyo vínculo es el funcionamiento de la conciencia humana.

Resulta que la fuente de la conciencia no son solo las ideas en sí mismas (más allá de la teoría de los idealistas) y no el cerebro en sí (después de los materialistas), sino la realidad objetiva y subjetiva que refleja el hombre con la ayuda del cerebro en las formas transpersonales de conciencia.

La conciencia y el cerebro en la filosofía se estudian con varios enfoques. Uno de ellos es el fisicismo: la dirección materialista, que niega la existencia de la conciencia como una sustancia independiente, ya que, en primer lugar, es generada por la materia.

El solipsismo es también un enfoque que estudia el concepto de conciencia y presenta puntos de vista extremos. Él dice que la conciencia de cada persona existe como una sola realidad auténtica. El mundo material es un producto de la conciencia.

Los enfoques descritos presentan materialismo moderado e idealismo objetivo. Respecto a la primera, la categoría de conciencia en ella se define como una manifestación única de materia, permitiéndote mostrarte a ti mismo. El segundo, dice que hay alguna conexión con la materia en la conciencia, la existencia de la conciencia se define como original.

De hecho, la conciencia humana del cerebro, o cómo, no se explica en sí misma por los enfoques descritos anteriormente. Es necesario explorar otras direcciones. Por ejemplo, hay una visión cósmica, según él: el significado de conciencia independiente del portador material es el don del cosmos, y es indivisible.

De acuerdo con la teoría biológica, la capacidad de realizar es un producto de la naturaleza viva y es inherente a absolutamente todos, incluso los organismos más simples. Porque la vida no es espontánea, y los patrones fluyen fuera de la conciencia. Todas las criaturas vivientes tienen instintos congénitos y adquiridos en el proceso de su actividad vital, acumulados junto con la experiencia, también son capaces de realizar acciones complejas en la estructura, y algunos animales incluso tienen una moralidad peculiar.

Pero también hay un punto de vista sobre el cual, la propiedad de la conciencia se considera inherente exclusivamente al hombre. Pero, incluso dejando tan diferentes versiones, definiciones, la filosofía no da una respuesta única a la pregunta sobre la fuente del origen de la conciencia. La mente humana está en continuo movimiento, desarrollo, porque con ella todos los días hay diferentes eventos que una persona está tratando de comprender, de realizar.

La conciencia y el lenguaje en la filosofía pueden describirse brevemente como otra cuestión de interés para los filósofos. La mente y el lenguaje tienen directamente una influencia que puede ser controlada. Cuando una persona trabaja para mejorar los datos del habla, también cambia sus propias propiedades de conciencia, desarrollando así su capacidad para percibir objetivamente la información y tomar decisiones. Los antiguos pensadores filosóficos como Heráclito, Platón, Aristóteles estudiaron la relación de la conciencia, el pensamiento y el lenguaje. Incluso se puede rastrear en la palabra griega "logos", que literalmente significa que el pensamiento es inseparable de la palabra.

La conciencia y el lenguaje en la filosofía se pueden determinar brevemente a través de un curso filosófico como el de la "filosofía del lenguaje", e insiste en que la capacidad de la conciencia influye directamente en la percepción que tiene una persona del mundo, en particular su discurso, que expira, que también se comunica con otros.

En el tiempo moderno, muchos científicos están tratando de encontrar todas las nuevas relaciones en la conciencia y el lenguaje. Por ejemplo, estudios recientes han confirmado que, en cada persona que piensa, utilizan imágenes visuales que se formaron bajo la influencia de la conciencia. Así, la conciencia dirige el proceso del pensamiento. Cerca de esta definición estaba el pensador René Descartes, quien dio tal explicación, que se fijó permanentemente en la filosofía y otras ciencias, que se puede encontrar dominante.

Descartes creía que hay dos sustancias: el pensamiento y el cuerpo, fundamentalmente diferentes entre sí. Las cosas y los eventos de la sustancia corporal se consideran espaciales y accesibles a la contemplación externa, luego la conciencia y los eventos en ella no son espaciales, es decir, no pueden observarse, pero pueden realizarse mediante la experiencia interna del portador de esta conciencia.

Los idealistas no apoyaron tal idea, pero argumentaron que la personalidad es un estado de conciencia, como un espíritu en el que lo físico y lo biológico no tienen un significado especial. Los contemporáneos no están satisfechos con este punto de vista, por lo tanto, los filósofos que discuten el problema psicofísico de la conciencia se adhieren a un mayor grado de variantes del materialismo.

La versión más consistente de la dirección materialista es la teoría de la identidad, que asume que los procesos de pensamiento, las percepciones y las sensaciones son idénticos al estado del cerebro.

El funcionalismo, como otra mirada a la definición de conciencia, considera los fenómenos y procesos como estados funcionales del cerebro, en lugar de los físicos. El cerebro se define como un sistema complejo de múltiples niveles con propiedades físicas, funcionales y sistémicas. Este enfoque tiene varios inconvenientes, de los cuales el principal es que tal definición está muy en el espíritu del dualismo cartesiano.

Algunos partidarios de la filosofía moderna creen que es necesario alejarse de las ideas de Descartes acerca de la personalidad como "espíritu en el automóvil", asumiendo que inicialmente el hombre es un animal racional capaz de un comportamiento consciente, una personalidad no puede dividirse en dos mundos, por lo tanto, existe la necesidad de Nueva interpretación de conceptos relacionados con la capacidad de la conciencia, desde sensaciones simples hasta procesos intelectuales y autoconciencia.

Mira el video: la conciencia - gilberto santa rosa letra (Enero 2020).

Загрузка...