Psicología y Psiquiatría.

Cómo aprender a perdonar.

¿Cómo aprender a perdonar? A menudo interesado en personas que al menos una vez en sus vidas enfrentaron resentimiento, traición, traición. El resentimiento es un sentimiento destructivo que destruye los destinos humanos, las relaciones, la persona que causa daño al estado físico y psicológico. Por lo tanto, es muy importante en la vida aprender a perdonar y trabajar a través de las emociones de cada individuo para estabilizar el estado psicológico y devolver la armonía y el amor a la vida. Para hacer esto, es necesario darse cuenta de que el sentimiento de resentimiento causa un daño significativo a una persona, mantenerlo en uno mismo significa vivir una vida inferior, ver en todas partes una repetición de una situación crítica, vivir con cautela que traicionan a una persona o lo molestan constantemente, recordándole un acto negativo.

Cómo aprender a perdonar a las personas.

Para aprender a perdonar a las personas, es necesario darse cuenta de qué tipo de carga se tomará de los hombros, cuándo sucederá esto y cuánto más fácil vivirá. Pero para aprender a perdonar las ofensas a los demás y dejarlos ir, también se debe aprender sabiduría, cómo aprender a perdonarse a sí mismo por los errores y cómo extraer de ellos experiencias útiles. Si una persona llega a la conclusión de que quiere perdonar a alguien que lo ha ofendido, pero no sabe cómo hacerlo correctamente, entonces, en este caso, la psicología ayudará a comprender cómo aprender a perdonar las ofensas.

Para la persona ofendida, para aprender a perdonar, en primer lugar, es necesario distraerse de lo que ha ocurrido, hacer algunos negocios para calmarse. Uno debe aprender a dar rienda suelta a las emociones acumuladas, solo para hacer esto es necesario, evitando reunirse con aquellos que necesitan ser perdonados. Hacer ejercicio, nadar, caminar ayuda a recuperar la compostura, deshacerse de la agresión y la ira que surgen inmediatamente después de las situaciones críticas. Por lo tanto, a menudo cuando las personas observan una situación después de un tiempo, se dan cuenta de que, de hecho, no era tan crítica como parecía en ese momento, y a menudo lamentan cómo se comportaron y perdonaron.

Cuando necesita perdonar a una persona muy cercana, debe recordar los buenos momentos que se asocian con ella. Entonces puedes lamentar demasiado pronto una relación rota, por lo tanto, habiendo aprendido a perdonar a tiempo, será posible salvar la relación. Muy a menudo las personas se pelean por un malentendido, luego se lastiman y no perdonan.

A menudo, las personas más queridas (padres, hijos) a menudo pueden sentirse ofendidas y será un error sacar conclusiones prematuras. En tales situaciones, necesitas aprender a pensar. A menudo, los familiares pueden decir algo sin pensar en su forma de expresión, y luego todavía no saben por qué están ofendidos y no quieren perdonar.

Una forma efectiva de aprender a perdonar ofensas, la psicología se presenta en un análisis detallado de una situación crítica. Para ello, debe tomar una hoja y escribir las respuestas a las siguientes preguntas:

- qué acciones de otra persona hacia ti fueron realmente ofensivas, tanto que es difícil perdonarlas;

- qué sentimientos abrumas cuando piensas en ello (ira, resentimiento, tristeza);

- ¿con qué frecuencia piensa en lo que sucedió y en esta persona?

- ¿Qué otros problemas causan ofensa?

- ¿Cómo afecta este resentimiento la relación con esta persona?

- si el ambiente ha cambiado en casa o en el trabajo;

- ¿El resentimiento y los sentimientos que genera (ira, ira, irritabilidad) interfieren con su desarrollo personal?

- ¿Te consideras una persona feliz?

- ¿Crees que necesitas perdonar y ser más feliz con esto?

Después de dar las respuestas, debe mirarlas, analizarlas, pensar en los beneficios que surgirán si aprende a perdonar. Estos beneficios incluyen: mejorar la calidad de vida, aliviar la carga del pasado, actualizar las relaciones con los demás. Debes aprender a seguir este método, desplazándote todo en mi cabeza.

Hay casos en los que un individuo que alberga una ofensa se comporta de manera demasiado desafiante, le otorga gran importancia a su personalidad, a veces manipula a la persona que lo ofendió, demuestra que no lo va a perdonar.

En tales situaciones, una persona ofendida debe aprender a comprender que nadie debe satisfacer sus expectativas, nadie debe deberle nada a nadie, y es necesario perdonar, no esperar hasta que todos los nervios se agoten. Solo tiene que aceptar la situación tal como está, resolverla y determinar la relación con la persona.

Se requiere recordar que las personas no siempre se valoran entre sí, no importa cuán lamentable pueda parecer, pero sucede que una persona busca el perdón, intenta hacer algo para corregir la situación. Y a menudo sucede que se ofendió y no le importa lo que siente una persona, y no espera que se le perdone, no lo necesita en absoluto. Si un individuo está tratando con un ofensor de ese tipo, entonces no debe desperdiciar su fuerza, sus sentimientos hacia esta persona, debe perdonar inmediatamente y dejarlo ir. Es necesario aprender a analizar la situación por sí mismo, resolverla y comprender que no vale la pena la salud personal del agresor y, por lo tanto, es necesario perdonar en cualquier caso. Si hay agresión, entonces debes darle rienda suelta, pero aprender a hacerlo adecuadamente: hacer ejercicio, renunciar a algo, gritar.

Las personas necesitan saber cómo perdonar no solo a otras personas, sino también cómo aprender a perdonarse a sí mismos por los errores. A veces, una persona después de cometer errores significativos puede volverse inestable, pero a menudo los errores son la fuente de una experiencia insustituible. Los errores dan la oportunidad de aprender algo nuevo. Lo más importante es comprender el significado de los errores cometidos y no repetirlos en el futuro.

Para aprender a perdonar y dejar de lado el sentimiento de culpa asociado con el error perfecto, es necesario comprender que, dado que una persona puede sentirse culpable y aprender de ella, se vuelve más humana. Es común que todas las personas cometan errores, las equivocaciones las vuelven más mundanas y te hacen darte cuenta de que es imposible ser perfecto en este mundo, pero aprender a ser más natural es bastante realista. Si estos errores simplemente afectan al individuo y los sentimientos de los demás no son particularmente llamativos, entonces no debe tomarse sus errores demasiado en serio, debe aprender a seguir adelante.

Hay otro método en la psicología, cómo aprender a perdonar ofensas y dejar que la gente se vaya: debes tomar un pedazo de papel y escribir en él todas tus experiencias y exactamente qué preocupaciones, qué dudas atormentan el alma. Después de todo lo dicho sinceramente, puede arrugarse y tirar el papel o quemarlo. Por lo tanto, una persona dejará ir todas las cosas malas y el perdón sucederá simbólicamente. Para aprender este método es necesario.

Actualmente, el problema sigue siendo "cómo aprender a perdonar la traición". Traición - un profundo shock, "puñalada en la espalda". Es muy difícil darse cuenta, aceptar, además, perdonar. Pero si una persona ha pensado en cómo aprender a perdonar el adulterio, entonces podemos decir que está en el camino del perdón. Debe estar preparado para las dificultades, para romperse, para pasar por alto los principios.

Para que sea más fácil perdonar la traición, es importante aprender el autocontrol, poner en orden los pensamientos, recordar los buenos momentos positivos que hubo entre las personas, porque una vez todo estuvo bien. Y estos buenos recuerdos deben superar los delicados y negativos. Al principio parece imposible, causa mucho dolor, una traición tacha casi todo lo que sucedió antes, pero es necesario aprender a ver lo positivo incluso en lo negativo.

Otro método efectivo que debe aprenderse es la autocrítica. Una persona debe preguntarse por qué fue cambiado, qué hizo, qué cambios pudo haber hecho en sí mismo, quizás él mismo de alguna manera empujó o llevó a la persona al punto que cambió. Debes aprender a analizar tu comportamiento en detalle, todas las actividades diarias, mirarte con atención en el espejo. Entonces imagínate a ti mismo en el lugar de la persona que cambió. Mira por ti mismo con sus ojos, saca conclusiones y aprende a perdonar.

No importa cuán ofensivo sea, pero de hecho, en muchos casos, cuando una persona se expone a una autocrítica dura y sincera, se da cuenta de que él mismo ha cometido adulterio con su comportamiento y apariencia. Pero vale la pena aprender a comprender que todo esto depende mucho de las personas mismas. Por ejemplo, puede ser que, de hecho, no haya cambiado absolutamente nada, por ejemplo, una mujer que prestó atención y se preocupó por su esposo, que era hermosa y sensata, y que seguía siéndolo, pero su esposo seguía cambiando, lo que significa que no es una mujer. El problema puede estar en el hombre mismo, en su carácter, condición. En este caso, la mujer debe comprender que no le dio una razón para que su esposo cambie y rechace la responsabilidad.

Si una persona admite que tropezó, pide perdón, pero solo encuentra una "fortaleza inexpugnable", sufre de la misma manera que la que fue cambiada. En el momento de la traición, a un individuo le parece que todo el mundo se detuvo y solo gira alrededor de él, todo el sufrimiento cayó sobre su cabeza, pero esta es la voz de la vanidad, que es egoísta y no le gusta perdonar, prohibiéndole aprender.

No se torturen entre sí. Si una persona siente que quiere perdonar, entonces es necesario pasar por alto sus principios y perdonar, satisfaciendo sus necesidades. Habiendo aprendido a perdonar, la reunificación familiar a menudo sucede, la vida mejora, se vuelve incluso mejor de lo que era antes de ese punto de inflexión.

También ayudará a comprender la respuesta a la siguiente pregunta: "¿Amo a esta persona, a pesar de su traición?" Puede perdonar, pero esto no devuelve sentimientos. Debe ser una decisión bien pensada si seguir viviendo con esta persona. Porque puede suceder que un pequeño altercado o malentendido le recuerde a la traición, y esto siempre se utilizará como una forma de manipulación.

Por ejemplo, si una mujer le recuerda a su esposo su traición cada vez, significa que ella no podría perdonarlo sinceramente, porque cuando una persona perdona, abandona una mala situación.

Cómo aprender a perdonar insultos.

A veces una persona ignora por completo que sus palabras pueden herir a otra. Este último, debido a su sensibilidad, puede llevar todo muy cerca del corazón y, a menudo, se siente ofendido por palabras insignificantes y acciones irreflexivas de otros. Entonces puedes pasar la mitad de tu vida solo en algunas ofensas. Por lo tanto, debe pensar cómo aprender a perdonar las ofensas y dejar que la gente se vaya. La psicología dice que, en primer lugar, debe aprender a analizar lo que está sucediendo y pensar qué podría llevar a una persona a tales acciones. Si todo el tiempo presta atención a acciones irreflexivas o palabras de otros, entonces la vida parecerá completamente infeliz. Uno debe aprender a tomar todo con humor, por lo que será posible evitar la perplejidad, no tomar resentimiento de corazón.

Un caso completamente diferente, si se ofende persona querida y cercana. En este caso, lo más difícil de perdonar, pero puedes intentar aprender. Se requiere analizar la situación, una persona podría pensar que sí, porque no podía hacerlo de otra manera, tal vez las circunstancias estaban tan presionadas que llegó en detrimento de otra. No hay certeza de que la persona a la que se causó el delito no hubiera actuado tan bien si se encontrara en las mismas condiciones. En cualquier caso, siempre debe tratar de ver la situación a través de los ojos de otra persona, convertirse en un observador objetivo y tratar de sentir si las emociones han cambiado, pensar que puede no ser una ofensa tan fuerte y debe ser perdonada. Quizás este método sea el más efectivo.

En otros casos, si la relación es realmente costosa, debe aprender a perdonar. Si después de un tiempo una persona se da cuenta de que es imposible entablar más relaciones con el abusador, entonces vale la pena romper esas relaciones y no torturarse.

Puedes aprender a perdonar, pero no debes forzarte a hacer algo en contra de tu voluntad. A partir de esto, todo empeorará, y la desconfianza y la falta de sinceridad aumentarán. Si dos personas se perdonan y, a pesar de todo, aún deciden estar juntas, pero las experiencias no trabajadas les impiden vivir en paz, entonces es recomendable buscar ayuda de un psicoterapeuta o un psicólogo familiar.

Las mujeres a menudo tienen una pregunta: "¿cómo aprender a perdonar las ofensas a un esposo?"

A menudo, las mujeres que padecen enfermedades ginecológicas, no se dan cuenta de que no pueden curarse, porque la causa de su enfermedad no es somática, sino psicológica. Un gran porcentaje de estas mujeres tienen un secreto resentimiento hacia los hombres. Este mecanismo funciona así: la mujer estaba ofendida por su esposo, estaba en silencio, contenía su dolor y pensó que había olvidado cómo, después de un tiempo, comenzaron los síntomas desagradables (quistes, fibroides, infertilidad y otros). El tratamiento farmacológico no ayuda, la cirugía, también. La única salida en tales situaciones es el perdón. Por lo tanto, debe aprender a hablar sobre sus sentimientos, pronunciarlos, compartir sus sentimientos, decirle a su esposo que no se siente cómodo con las relaciones.

Será mucho más fácil aprender a perdonar, si una persona entiende sus sentimientos y cuánto valora a su pareja, y si debe dar demasiado orgullo y principios, lo que a menudo destruye a la familia. También es necesario aprender a seguir su reacción, a pensar si fue realmente demasiado ofensivo o si la mujer estaba acostumbrada a estar ofendida, a pensar en su futura reacción a tales cosas y sinceramente decidir perdonar.

Una mujer que piensa cómo aprender a perdonar las ofensas a un marido debe tener en cuenta que no solo su salud personal, sino también el bienestar de toda la familia, especialmente si hay niños, depende de ello. Si usted perdona sinceramente y no alimenta el insulto en forma de irritación, agresividad, enojo y abandone, pónganse encima, el insulto pronto pasará y la vida puede ser aún mejor.