Psicología y Psiquiatría.

Polineuropatía

Polineuropatía - Esta es una enfermedad bastante peligrosa, que es una lesión del sistema nervioso periférico, que se basa en trastornos tróficos, trastornos de sensibilidad, disfunciones vegetativas-vasculares, parálisis flácida, que se observa principalmente en los segmentos de las extremidades distales. Esta enfermedad generalmente se clasifica según el factor etiológico, la patomorfología del enfoque patológico y la naturaleza del curso.

La polineuropatía de las extremidades se considera una patología bastante común, que generalmente afecta las partes distales con afectación gradual y áreas proximales.

Síntomas de la polineuropatía.

La enfermedad considerada de polineuropatía de las extremidades superiores e inferiores comienza con debilidad muscular, y en el primer giro, en las partes distales de las piernas y los brazos. Esto se debe al daño a las fibras nerviosas. En esta enfermedad, en primer lugar, las partes distales de las extremidades se ven afectadas debido a la falta de protección suficiente para los segmentos del sistema periférico (por ejemplo, la barrera hematoencefálica ubicada en el cerebro).

Las manifestaciones de la patología descrita debutan en el área de los pies y se extienden gradualmente hacia arriba del miembro. Dependiendo de la tipología de las fibras nerviosas que sufren destrucción en mayor medida, todos los tipos de polineuropatía se dividen condicionalmente en cuatro subgrupos.

Debido a la derrota, principalmente, de los largos procesos aferentes de las neuronas, se observan síntomas positivos o negativos en los pacientes. El primero se caracteriza por la ausencia de una función o su disminución, los síntomas positivos son aquellas manifestaciones que no se observaron previamente.

En el primer turno, en pacientes con la enfermedad bajo consideración, se manifiestan varios tipos de parestesias, como ardor, hormigueo, arrastre y entumecimiento. Entonces, el cuadro clínico se complica por una variedad de intensidad variable, la susceptibilidad de los estímulos dolorosos aumenta. A medida que crecen los síntomas, los pacientes se vuelven demasiado sensibles a los toques simples. Más tarde, tienen manifestaciones de ataxia sensible, expresada en la precariedad de caminar, especialmente con los ojos cerrados, y una coordinación del movimiento deficiente. Los síntomas negativos de la polineuropatía incluyen una disminución de la sensibilidad en las áreas donde se ven afectadas las fibras nerviosas.

Cuando se produce daño neuronal axonal, la polineuropatía de las extremidades superiores e inferiores manifiesta, en el primer giro, atrofia muscular y se encuentra en la debilidad de las piernas y los brazos. Los síntomas descritos progresan a la aparición de parálisis y paresia. Con menos frecuencia, puede haber una afección que se manifiesta por sensaciones desagradables en las piernas, que aparecen principalmente en reposo y que obligan a las personas a realizar movimientos de naturaleza facilitadora (el síndrome de "miembros inferiores inquietos"). Además, pueden ocurrir fasciculaciones y convulsiones.

Las disfunciones vegetativas se dividen en trastornos tróficos y trastornos vasculares. La primera es la aparición de pigmentación y descamación de la piel, la aparición de grietas y úlceras en las extremidades. Para los trastornos vasculares se incluye la sensación de frío en los segmentos dañados, la decoloración de la piel (la llamada "palidez de mármol").

Los síntomas vegetativos-tróficos también incluyen cambios en la estructura de los derivados de la dermis (cabello y uñas). Debido al hecho de que las extremidades inferiores pueden soportar más presión, la polineuropatía de la pierna se diagnostica mucho más a menudo que las manos.

Polineuropatía de las extremidades inferiores

La enfermedad considerada polineuropatía de las extremidades es una destrucción distrófica de las células nerviosas, causando un mal funcionamiento del sistema nervioso periférico. Esta dolencia se manifiesta por una disminución en la capacidad motora, una disminución en la sensibilidad, dependiendo de la ubicación del foco patológico, cualquier parte de las extremidades, dolor muscular. Con la enfermedad en cuestión, el paciente sufre daños en las fibras nerviosas que alimentan los pies. Como resultado del daño estructural a las fibras nerviosas, la sensibilidad de las piernas se pierde, lo que afecta la capacidad del individuo para moverse de forma independiente.

El tratamiento de la polineuropatía de las extremidades inferiores, en general, es bastante laborioso y prolongado, ya que, más a menudo, esta dolencia tiene un carácter progresivo y se desarrolla en un curso crónico.

Para determinar las causas que provocan el desarrollo de la enfermedad descrita, en el primer turno, es necesario tratar la estructura del sistema nervioso, en particular, su área separada, el sistema periférico. Se basa en los largos procesos de las fibras nerviosas, cuya tarea es transmitir señales, lo que garantiza la reproducción de las funciones motoras y sensibles. En los núcleos del cerebro y la médula espinal, los cuerpos de estas neuronas habitan, formando así una conexión cercana. Desde un punto de vista práctico, el segmento periférico del sistema nervioso combina los llamados "conductores", que conectan los centros nerviosos con receptores y órganos funcionales.

Cuando se produce una polineuropatía, se afecta una parte separada de las fibras nerviosas periféricas. Por lo tanto, las manifestaciones de la enfermedad se observan en ciertas áreas. La patología en las extremidades se presenta simétricamente.

Cabe señalar que la patología analizada tiene varias variedades, que se clasifican de acuerdo con las funciones de los nervios dañados. Por ejemplo, si las neuronas responsables del movimiento se ven afectadas, la capacidad de moverse puede perderse o impedirse. Tal polineuropatía se llama motor.

En la forma sensorial del trastorno en cuestión, las fibras nerviosas se ven afectadas, causando sensibilidad, que se ve gravemente afectada por el daño a esta categoría de neuronas.

La falta de funciones reguladoras autónomas ocurre cuando las fibras nerviosas autónomas se dañan (hipotermia, atonía).

De este modo, se distinguen los siguientes factores significativos que desencadenan el desarrollo de esta enfermedad: metabólicos (asociados a trastornos metabólicos), autoinmunes, hereditarios, nutricionales (causados ​​por trastornos de la alimentación), tóxicos e infecciosos tóxicos.

Existen dos formas de la patología descrita según la ubicación de la lesión: desmielinizante y axonal. En el primer caso, la mielina se ve afectada: una sustancia que forma la vaina de los nervios, con una forma axonal, el cilindro axial está dañado.

La forma axonal de la polineuropatía de la pierna se observa en todas las variedades de la enfermedad. La diferencia está en la prevalencia del tipo de violación, por ejemplo, puede haber un trastorno de la función motora o una disminución de la sensibilidad. Esta forma aparece debido a trastornos metabólicos graves, intoxicación con diversos compuestos organofosforados, plomo, sales de mercurio, arsénico, así como durante el alcoholismo.

Existen cuatro formas, dependiendo de la tendencia del curso: forma crónica y recurrente del flujo, aguda y subaguda.

La forma aguda de polineuropatía axonal a menudo se desarrolla en 2-4 días. Más a menudo, es provocada por el envenenamiento más fuerte de naturaleza suicida o criminal, intoxicación general debido a la exposición al arsénico, monóxido de carbono, plomo, sales de mercurio, alcohol metílico. La forma aguda puede durar más de diez días.

Los síntomas de la forma subaguda de polineuropatía aumentan en el transcurso de un par de semanas. Esta forma a menudo ocurre con trastornos metabólicos o debido a la toxicosis. Por lo general, la recuperación es lenta y puede llevar muchos meses.

La forma crónica a menudo progresa durante un período prolongado de seis meses o más. La enfermedad suele aparecer en el fondo del alcoholismo, diabetes mellitus, linfoma, enfermedades de la sangre, deficiencia de vitaminas tiamina (B1) o cianocobalamina (B12).

Entre las polineuropatías axonales, la neuropatía alcohólica se diagnostica más a menudo, causada por el tiempo prolongado y el abuso irrazonable de líquidos que contienen alcohol. No solo la cantidad de "litros absorbidos" de alcohol, sino también la calidad del producto en sí, juega un papel importante en la aparición de la patología en cuestión, ya que muchas bebidas alcohólicas contienen muchas sustancias tóxicas para el cuerpo.

El principal factor que provoca la polineuropatía alcohólica es el impacto negativo de las toxinas, que son ricas en alcohol, en los procesos nerviosos, lo que conduce a procesos metabólicos deteriorados. En la mayoría de los casos, la patología en cuestión se caracteriza por un curso subagudo. Inicialmente, hay sensaciones de adormecimiento en los segmentos distales de las extremidades inferiores y dolor intenso en los músculos de la pantorrilla. Cuando la presión aumenta, los algios en los músculos aumentan notablemente.

En la siguiente etapa del desarrollo de la enfermedad, se observa una disfunción de las extremidades predominantemente inferiores, que se expresa por debilidad, a menudo incluso parálisis. Los nervios que causan la flexión del pie son los más dañados. Además, se perturba la sensibilidad de las capas superficiales de la dermis en el área de la mano como un guante y el pie como un calcetín.

En algunos casos, esta enfermedad puede tener un curso agudo. Esto se debe principalmente a la excesiva hipotermia.

Además de los síntomas clínicos anteriores, también pueden presentarse otras manifestaciones patológicas, como un cambio significativo en la gama de colores de la piel de las piernas y la temperatura de las extremidades, edema de las piernas distales (con menos frecuencia de las manos), aumento de la sudoración. La enfermedad en cuestión a veces puede afectar los nervios craneales, es decir, los nervios oculomotores y ópticos.

Las violaciones descritas generalmente se detectan y aumentan durante varias semanas / meses. Esta enfermedad puede durar varios años. Al término del uso de bebidas alcohólicas, la dolencia puede ser superada.

La forma desmielinizante de la polineuropatía se considera una enfermedad grave, acompañada por la inflamación de las raíces nerviosas y la destrucción gradual de la vaina de mielina.

La forma considerada de la enfermedad es relativamente rara. Más a menudo, esta enfermedad afecta a la población masculina adulta, aunque también puede ocurrir en la mitad más débil de los niños. La polineuropatía desmielinizante suele manifestarse por debilidad de los músculos de las zonas distal y proximal de las extremidades, debido al daño en las raíces nerviosas.

El mecanismo del desarrollo y el factor etiológico de la forma considerada de la enfermedad hoy en día, desafortunadamente, no se conoce con certeza, pero numerosos estudios han demostrado la naturaleza autoinmune de la polineuropatía desmielinizante. Por varias razones, el sistema inmunológico comienza a considerar sus propias células como extrañas, como resultado de lo cual se acepta que produce anticuerpos específicos. Con esta forma de patología, los antígenos atacan las células de las raíces nerviosas, causando la destrucción de su cáscara (mielina), lo que provoca un proceso inflamatorio. Como resultado de tales ataques, las terminaciones nerviosas pierden sus funciones fundamentales, lo que provoca una ruptura de la inervación de los órganos y músculos.

Dado que generalmente se acepta que el origen de cualquier enfermedad autoinmune está relacionado con la herencia, no se puede excluir un factor genético en la aparición de polineuropatía desmielinizante. Además, hay condiciones que pueden cambiar el funcionamiento del sistema inmunológico. Estas afecciones o factores incluyen trastornos metabólicos y hormonales, esfuerzo físico severo, infección del cuerpo, sobrecarga emocional, vacunación, lesiones, estrés, enfermedad grave y cirugía.

Por lo tanto, el tratamiento de la polineuropatía de las extremidades inferiores está representado por una serie de características que deben considerarse, porque la violación en cuestión no se produce de forma independiente. Por lo tanto, al detectar las primeras manifestaciones y signos de enfermedad, es necesario establecer de inmediato el factor etiológico, ya que el tratamiento de, por ejemplo, la polineuropatía diabética difiere de la terapia de patología generada por el abuso del alcohol.

Polineuropatía de las extremidades superiores.

Esta violación se produce debido a daños en el sistema nervioso y conduce a la parálisis de las extremidades superiores. En esta enfermedad, generalmente se observa daño simétrico a las fibras nerviosas de las regiones distales de las extremidades.

Los síntomas de la polineuropatía de las manos son casi siempre monótonos. En los pacientes, hay un aumento en la sudoración, una violación de la sensibilidad al dolor, la termorregulación, la nutrición de la piel, un cambio en la sensibilidad táctil, las pestesias en forma de "piel de gallina". Esta patología se caracteriza por tres tipos de percolación, a saber, crónica, aguda y subaguda.

La polineuropatía de las extremidades superiores se manifiesta, sobre todo, por la debilidad de las manos, diversas algias, que en su contenido arden o arquean, se puede sentir hinchazón y, en ocasiones, hormigueo. Con esta patología, la sensibilidad a la vibración se altera, como resultado de lo cual los pacientes a menudo tienen dificultades para realizar manipulaciones elementales. A veces, en personas con polineuropatía, hay una disminución de la sensibilidad en las manos.

Causan polineuropatía de las manos, la mayoría de las veces, varias intoxicaciones, por ejemplo, debido al uso de alcohol, productos químicos, productos estropeados. Además, puede provocar la aparición de la enfermedad: avitaminosis, proceso infeccioso (etiología viral o bacteriana), colagenosis, disfunción hepática, renal, tumoral o autoinmune, patología del páncreas y glándula endocrina. A menudo esta enfermedad aparece como consecuencia de la diabetes.

La enfermedad descrita puede ocurrir en cada paciente de diferentes maneras.

Según la patogenia de la polineuropatía de las extremidades superiores se puede dividir en axonal y desmielinizante, según manifestaciones clínicas sobre: ​​vegetativa, sensorial y motora. En su forma pura, es bastante difícil cumplir con las variedades enumeradas de esta dolencia, más a menudo la enfermedad combina los síntomas de varias variaciones.

Tratamiento de polineuropatía

Hoy en día, los métodos de tratamiento de la enfermedad en cuestión son bastante pobres. Por lo tanto, hasta el día de hoy, el tratamiento de las polineuropatías de diversas formas sigue siendo un problema grave. El nivel de conocimiento de los médicos modernos en el campo del aspecto patogénico y el factor etiológico de esta categoría de enfermedades determinó la conveniencia de identificar dos áreas de efecto terapéutico, a saber, los métodos no diferenciados y diferenciados.

Los métodos de corrección terapéutica diferenciados para la intoxicación endógena sugieren que el tratamiento de la enfermedad principal (por ejemplo, nefropatía, diabetes), para las patologías del sistema digestivo causadas por la mala absorción, requiere la designación de grandes dosis de vitaminas B1 (tiamina) y B12 (cianocobalamina).

Por ejemplo, los medicamentos para el tratamiento de la polineuropatía diabética y su elección se deben al mantenimiento de un cierto nivel glucémico. La terapia de la polineuropatía en el fondo de la diabetes debe ser gradual. En la primera etapa, se debe ajustar el peso corporal y la dieta, se debe desarrollar una serie de ejercicios físicos especiales y los indicadores de presión arterial deben ser compatibles con la norma. Los métodos patogénicos de terapia implican el uso de vitaminas neurotrópicas y la inyección de ácido alfa lipoico en grandes dosis.

Los métodos terapéuticos no diferenciados están representados por glucocorticoides, fármacos inmunosupresores e intercambio de plasma.

Los medicamentos para el tratamiento de la polineuropatía se deben prescribir en combinación. La especificidad de la elección de las medidas terapéuticas de la patología en cuestión siempre depende del factor etiológico que provocó la enfermedad y causó su curso. Así, por ejemplo, los síntomas de la polineuropatía, causados ​​por un contenido excesivo de piridoxina (vitamina B6), desaparecen sin dejar rastro después de la normalización de su nivel.

La polineuropatía causada por el proceso del cáncer se trata con cirugía: extirpación de la neoplasia, que ejerce presión sobre las terminaciones nerviosas. Si la enfermedad ha ocurrido en el contexto del hipotiroidismo, entonces se utiliza la terapia hormonal.

El tratamiento de la polineuropatía tóxica, en el primer turno, implica medidas de desintoxicación, después de lo cual se prescriben medicamentos para corregir la enfermedad en sí.

Si es imposible identificar o eliminar la causa que provocó el desarrollo de la enfermedad descrita, el objetivo principal del tratamiento consiste en eliminar el dolor y eliminar la debilidad muscular.

В этих случаях применяют стандартные физиотерапевтические методы и назначение ряда лекарственных средств, направленных на снятие или облегчение болевых ощущений, вызванных повреждением нервных волокон. Кроме того, методы физиотерапии активно используются на всех стадиях восстановительного лечения.

Con la ayuda de medicamentos analgésicos o antiinflamatorios no esteroides, es bastante difícil derrotar a algia. Por lo tanto, la designación de anestésicos locales, anticonvulsivos y antidepresivos para el alivio del dolor es más común.

La efectividad de los antidepresivos radica en su capacidad para activar el sistema noradrenérgico. La elección de los medicamentos en este grupo se establece individualmente, ya que los antidepresivos a menudo causan dependencia mental.

El uso de anticonvulsivos se justifica por su capacidad para inhibir los impulsos nerviosos que emanan de los nervios afectados.