Hipótesis - Esta es una declaración que requiere evidencia, actúa como suposiciones o conjeturas. Una hipótesis puede ser una forma de desarrollo del lado científico del conocimiento, al determinar las propiedades de los objetos en estudio y la evidencia experimental de las suposiciones expuestas. Es solo una explicación preliminar condicional de las causas, propiedades u otras características y procesos relacionados con el objeto de estudio. Esta suposición no constituye una afirmación falsa verdadera o avanzada estable que requiera verificación y posterior prueba o refutación, después de lo cual esta suposición deja de existir como hipotética y toma la forma de un hecho comprobado o falso.

La hipótesis es la principal herramienta para la investigación psicológica y una forma de ampliar el conocimiento. Por lo tanto, en las primeras etapas, se colocan los problemas de investigación, se selecciona el objeto, se desarrolla un componente hipotético, sobre la base de los cuales se determinan las técnicas experimentales correspondientes y se identifican los métodos de recopilación de datos reales para analizar la información, después de lo cual se realiza una prueba lógica del supuesto de verdad.

La declaración confirmada no está cerrada a cambios por estructura. Después de probar o refutar la hipótesis, es posible realizar adiciones y correcciones, sujetas a la presencia o aparición de factores nuevos que no se tuvieron en cuenta o que no se conocían previamente; sin embargo, la suposición en sí mantendrá su valor constante.

La hipótesis expuesta en el estudio puede tener una naturaleza tanto generalizada como privada de la aplicación, conlleva diferentes profundidades de los conocimientos recién adquiridos, se relaciona con áreas bien definidas o se encuentra en la intersección de las ciencias, promoviendo la integración mutua. También existen diferentes formas de surgir supuestos hipotéticos, que dependen de las peculiaridades del pensamiento del autor, ya que el mecanismo de su generación es similar al mecanismo para crear una nueva idea creativa. El supuesto puede ser intuitivo y lógico.

¿Qué es una hipótesis?

Una hipótesis se considera un supuesto de investigación, cuya autenticidad debe establecerse. La carga semántica de este supuesto se refiere a la detección de la presencia (ausencia) de ciertas causas (conexiones, consecuencias) entre los procesos (fenómenos) establecidos por el investigador. En el curso de la construcción e implementación de un estudio que tiene su esencia para determinar la verdad o falsedad de un supuesto, la formulación misma de la declaración propuesta puede sufrir ajustes y aclaraciones.

El método de la hipótesis es un enfoque integrado, cuyo resultado es el establecimiento, definición y extensión de teorías y principios que explican la realidad circundante. Inicialmente, se utiliza un conocimiento teórico del fenómeno en estudio e intenta explicarlo a través de los patrones existentes. En ausencia de una descripción de los patrones necesarios, el investigador hace, de manera independiente, posibles suposiciones acerca de las determinaciones y patrones de los fenómenos de interés, entre los cuales elige el más probable. Además, se verifica un supuesto hipotético con la ayuda de métodos teóricos para verificar el grado de cumplimiento de las teorías y principios necesarios, y se procesa y ajusta de acuerdo con ellos. En conclusión, se realiza una verificación experimental del supuesto.

Un supuesto hipotético es una declaración que satisface las siguientes características: incluye una declaración (rara vez más de una); los procesos y categorías que constituyen conjeturas no deben implicar ambigüedad de interpretación y deben ser determinados de manera clara e inequívoca por el investigador; La declaración debe ser verificable, determinada por ciertos hechos y tener una construcción lógica simple.

El método de hipótesis incluye las etapas de la nominación (donde se formula teniendo en cuenta todos los requisitos anteriores) y la verificación de un supuesto específico (dependiendo del resultado de la prueba: la declaración se convierte en una teoría que se incluye en el uso práctico directo, se rechaza o sufre cambios y se convierte en la base para generar nuevos ideas).

Convencionalmente, los supuestos se pueden dividir en teóricos y empíricos. El primero cubre la verificación de la ausencia de contradicciones, la disponibilidad de investigación, la conformidad de la teoría en la que se propone. Los elementos empíricos abarcan la observación y el estudio experimental de los factores proporcionados.

Para que la hipótesis se incluya en la teoría, debe tener lugar un largo proceso de integración, como resultado de lo cual la primera inferencia teórica debe encontrar su correspondencia con las explicaciones de los fenómenos determinados por la teoría. La teoría es una forma permanente establecida, el principio de interacción, relaciones de causa y efecto, que reflejan los mecanismos de funcionamiento de ciertas áreas de la realidad. Los patrones teóricos surgen como resultado de estudios y pruebas repetidas, la verificación del cumplimiento de supuestos hipotéticos y la difusión de resultados.

Al planificar un estudio, se deben tener en cuenta y referirse a los hechos y teorías ya conocidos sobre el tema elegido, así como tener en cuenta la no banalidad de la premisa hipotética y la necesidad de su prueba.

Al formular supuestos, se cometen errores para evitarlos, es necesario tener en cuenta algunas peculiaridades. Por lo tanto, la hipótesis debe formularse en términos del campo científico con el que se relaciona, y corresponder a los datos previamente estudiados con respecto a los problemas identificados (en el caso de la unicidad absoluta y la independencia de la hipótesis, no contradigan las teorías existentes).

Tipos de hipótesis

Al considerar las hipótesis, sus tipos se distinguen en base a varios principios de clasificación. La principal diferencia de supuestos hipotéticos está determinada por las funciones cognitivas presentadas y también clasificada por el objeto de estudio. Según las funciones cognitivas, se distinguen los subtipos: hipótesis descriptiva y explicativa. Describe las propiedades descriptivas que son características de un objeto, su estructura, composición y características de funcionamiento.

Descriptivo también puede relacionarse con la existencia de algo (hipótesis existencial), un ejemplo de tales conclusiones es la idea de la existencia y posible ubicación de la Atlántida.

El tipo explicativo de la hipótesis considera el mecanismo y la condicionalidad del objeto, el fenómeno natural o los eventos de investigación designados.

Si rastreamos la naturaleza cronológica histórica de la aparición de los tipos de hipótesis descritos, entonces podemos observar un patrón lógico característico. Inicialmente, en el curso del interés científico en un área seleccionada particular, hay conjeturas del espectro existencial. Sujeto a la prueba de la existencia de algo, surgen hipótesis descriptivas que estudian los objetos que existen en la realidad y sus propiedades, y solo entonces surgen supuestos hipotéticos explicativos, que buscan aclarar los mecanismos de formación y ocurrencia. Tras un mayor estudio del objeto, las hipótesis son complicadas y detalladas.

Dependiendo de las características y la escala del objeto de la investigación, se identifican conclusiones hipotéticas generales (incluidas las regularidades de los fenómenos naturales y sociales, el funcionamiento de la psique, que tiene una confirmación planetaria) y particular (propiedades de manifestaciones individuales específicas, eventos, un grupo separado de objetos, partes de la psique).

En las etapas iniciales de la construcción del estudio, se formula la hipótesis de trabajo (la principal se desarrollará más adelante), que es una formulación condicional, con la presencia y asistencia de la cual es posible la recopilación y sistematización de datos primarios. Tras un análisis adicional de los resultados obtenidos, la hipótesis de trabajo puede permanecer y tomar una forma estable, o sufrir correcciones debido a la incompatibilidad con los hechos descubiertos durante el estudio.

Por tipo de origen, las hipótesis se dividen en:

- hipótesis, basadas en la realidad (para confirmar la relevancia de un modelo teórico particular);

- científico experimental (estableciendo la determinación de varias leyes);

- empíricos (fueron formulados para un caso específico y no pueden usarse para una explicación masiva);

- hipótesis experimentales (necesarias para la organización del experimento y la confirmación real);

- Hipótesis estadísticas (necesarias para comparar los parámetros involucrados y afectar la fiabilidad).

Hipótesis estadística

La estadística no se prueba experimentalmente al suponer una distribución cuantitativa de ciertas probabilidades designadas que subyacen en el estudio. Esta correspondencia de la muestra con una cierta distribución regulatoria clásica o coincidencia de las características numéricas determinantes.

La hipótesis estadística, como método, tiene su aplicación cuando estas pruebas de la hipótesis expuesta anteriormente no pueden interpretarse como una justificación para determinar un supuesto hipotético, ya que el análisis de su resultado se considera insignificante.

En el campo psicológico de la hipótesis estadística, se utiliza en la formulación de una declaración sobre el nivel insignificante de diferencias en las muestras experimentales y de control obtenidas. El supuesto de una orientación dada se verifica mediante los métodos de las estadísticas matemáticas. El nivel de significación está influenciado por el tamaño de la muestra y el número de observaciones realizadas.

El proceso de trabajar con el uso de una hipótesis estadística se reduce a la compilación de dos requisitos previos: la nominación de la hipótesis principal (hipótesis nula) y una alternativa dentro del significado de la hipótesis, que niega la primera. Al comparar los resultados en dos muestras, una estimación nula indica una diferencia insignificante en los resultados, y una alternativa indica la presencia de un indicador significativo de diferencias.

La validación de la hipótesis se realiza mediante criterios estadísticos especiales, paramétricos y no paramétricos, cuya elección depende de las características del conjunto de datos utilizado. Los criterios paramétricos tienen en su cálculo diferentes parámetros previamente definidos de la distribución de probabilidad (varianza, media, desviación estándar). Los criterios no paramétricos no tienen parámetros de distribución probabilística en sus cálculos, operan con rangos y frecuencias, su aplicación es más relevante cuando el investigador tiene información limitada sobre las características de la muestra.

En consecuencia, en el momento de la selección de los criterios estadísticos, el investigador debe tener la máxima cantidad de información sobre la muestra y los indicadores con los que trabaja para seleccionar el paquete correcto y adecuado de métodos estáticos. El punto importante es mantener en prioridad los criterios estáticos que son los más fáciles de entender para el investigador y más cómodos de usar.