La comunicabilidad es una cualidad adquirida de una persona, que se manifiesta en la capacidad de una persona para utilizar su capacidad para construir una interacción productiva de la manera más cualitativa y adecuada. En el paradigma científico, la sociabilidad es calidad, que muestra no solo la capacidad del individuo para comunicarse, sino también la búsqueda de compatibilidad, para establecer conexiones con otras personas. Se manifiesta en una alta capacidad para trabajar juntos, y no solo como participante, sino también como líder y organizador de este tipo de actividad. Este es un punto clave en algunas actividades específicas orientadas al cliente o a la comunicación, pero aparte de esto, la capacidad de comunicación a menudo se convierte en una ventaja adicional en cualquier otra dirección del trabajo principal.

En el campo de la comunicación íntima o la amistad, la sociabilidad implica la capacidad de establecer un contacto productivo. Con ejemplos de la vida, esto se puede expresar como la capacidad de una persona para mantener un diálogo interesante durante mucho tiempo, la capacidad de interesar al interlocutor, de apoyar, así como algunos elementos de comprensión empática de los demás. Desde un punto de vista negativo, la palabra sociabilidad, precisamente en la interacción interpersonal, puede equipararse a conversadora o intrusiva, pero estos conceptos no reflejan todo el significado verdadero del término.

Que significa eso

Las altas habilidades de comunicación de una persona, así como una disminución en el nivel de sociabilidad no son cualidades innatas de una persona. Estos parámetros se forman individualmente debido al impacto de muchos factores, incluido el tipo de sistema nervioso, las peculiaridades de la interacción entre la familia parental, el tipo de educación, las preferencias individuales de una persona interiorizada de los libros y la sociedad circundante. El grupo de pares y el lugar del individuo en él, el psicotrauma resultante, o viceversa, el complejo y la alta autoestima también hacen una marca en el nivel de sociabilidad. Por lo que se puede ver en los factores que contribuyen a las habilidades interpersonales, esta calidad no puede formarse finalmente a una cierta edad, pero en principio tampoco implica una versión final del desarrollo.

En algunas condiciones, una persona puede exhibir altas habilidades de comunicación, mientras que, al cambiar el entorno social o la autopercepción, este nivel puede bajar a niveles críticamente bajos. La conciencia de su rol social (ya sea que se asigne de forma independiente o impuesta por el grupo de referencia) dicta en gran medida las características del comportamiento humano, incluida la comunicación. Entonces, en el entorno en el que se lo presenta como hija, hermano, hijo, esposa, el nivel de habilidades de comunicación puede aumentar si no hay problemas familiares. Aquellos que se consideran líderes pueden notar por sí mismos la inspiración y la capacidad de negociar con cualquiera exclusivamente dentro de la oficina, mientras pierden estas habilidades en situaciones comunes.

Se cree que la base de las habilidades de comunicación es la falta de prejuicios contra otras personas, sus formas de organizar sus propias vidas, así como las actitudes, los valores y una cosmovisión común. En términos generales, la evaluación menos preliminar está disponible al comienzo del diálogo, el interés más sincero, las preguntas reales y naturales y la apertura a la percepción de la opinión de otra persona. Lo opuesto a esta cualidad es la adhesión a las etiquetas y los conceptos, así como la inmersión en una ilusión absurda de que si usted y una persona han vivido juntos durante mucho tiempo, entonces saben de antemano su reacción. Dichas opiniones preconcebidas limitan la comunicación no solo en términos del número de frases que se hablan entre sí, sino que también lo empobrecen internamente, privando a la persona de la plenitud de significado y la posibilidad de desarrollo.

La sociabilidad siempre se manifiesta en una empresa, tal persona es diferente en que es interesante para la mayoría interactuar, sus gestos y expresiones faciales, así como la forma de presentar la información, son únicos e interesantes. Se puede decir que la calidad de un buen narrador de historias está necesariamente presente, cuando cualquier historia se vuelve a contar vívidamente, e incluso la información aburrida se presenta hábilmente en una interpretación interesante. Es importante no confundir sociabilidad y manifestaciones tales como locuidad o sociabilidad. En otros casos, una persona puede producir muchas palabras por unidad de tiempo, pero la historia será aburrida, o la persona puede ser un narrador increíble, pero todas las narraciones no tienen un objetivo final.

La sociabilidad siempre tiene un objetivo específico: las negociaciones con un cliente descontento, la necesidad de convencer a su oponente, causar una buena impresión, resolver un conflicto, persuadir a las personas para que tomen las decisiones necesarias y mucho más.

El que tiene una capacidad de comunicación altamente desarrollada no charlará, ya que entiende la verdadera influencia y el significado de una palabra correctamente hablada. Por lo general, estas personas tienen un discurso y una dicción bien establecidos, un alto nivel de erudición general, así como un tacto interno y una cultura de comunicación. La característica principal es que el interlocutor disfruta, se beneficia, y al menos su propio desarrollo mínimo o abre nuevos caminos para la realización de acciones o nuevas reflexiones.

Pros y contras de esta calidad.

Cuando los extrovertidos gobiernan el mundo, la sociabilidad se reconoce como una de las cualidades más deseables. En muchas vacantes, esta función se ajusta al rango de obligatorio, durante la entrevista y solo para escribir su propio retrato, la mención de las capacidades de comunicación desarrolladas siempre le da ventajas a la persona, y en la vida cotidiana prefieren ser amigos de esas personas.

La popularidad de la sociabilidad debido al hecho de que conlleva muchas cosas positivas, no solo en sí misma, sino que también da soporte a otras características relacionadas y útiles. Una persona así siempre tiene más éxito, porque puede negociar con otras personas, promover sus propios intereses o salir del conflicto de manera competente. Existe una habilidad para entender al oponente, por lo que incluso los amigos suelen ser amigos de un equipo así, sin mencionar la comunicación informal: todos se sienten comprendidos, únicos, interesantes y no creen que este mérito no les pertenezca.

Este rasgo tiene un efecto positivo no solo en la construcción de relaciones, sino también en el bienestar de la persona, dando confianza y tranquilidad. Esta es una oportunidad para que los primeros respondan a las circunstancias cambiantes, resuelvan un conflicto o cambien las cosas en una dirección favorable. El respeto entre los demás también es una ventaja, pueden venir a pedir consejo o pedir hablar con alguien para influir en la decisión de alguien. Por lo general, la asistencia en tales asuntos se recuerda durante mucho tiempo, lo que significa que una persona no solo puede encontrar ayuda para usar sus habilidades, sino que otras personas la proporcionarán ellos mismos, recordando cómo los ayudaron.

La sociabilidad da más confianza y actividad en la vida, ayuda a realizarse y, por lo tanto, aumenta el nivel de ambición. No todos quieren tener un subordinado que haga más y se manifieste con un lado cualitativo. El miedo a la competencia, una sensación de inferioridad junto a una persona así puede provocar el despido no motivado u obstrucción de las actividades normales. Es lo mismo en las relaciones, cuando al principio este rasgo atraía, porque estaba dirigido a comunicarse con uno, pero luego resulta que una persona interactúa con todos de esta manera. En el mejor de los casos, los celos y la constante aclaración de las relaciones sobre el tema de quién es más caro seguirán, en el peor de los casos, la persona que se comunica con la persona saliente comienza a desarrollar complejos complejos, se produce una traumatización permanente y la condición de la persona empeora. El que tiene un alto nivel de habilidades de comunicación puede no entender lo que está sucediendo con la buena interacción anterior, tratar de salvar la relación y, como resultado, desarrolla sus propios complejos con respecto a la auto-manifestación agradable y útil anteriormente.

Respecto a la persona misma, también hay consecuencias negativas de una mayor sociabilidad, que se reduce a la necesidad de elegir cuidadosamente el lugar de trabajo y la posición que ocupa. Si esta es una actividad asociada con los números y la tecnología, pronto ocurrirá un agotamiento emocional, o la naturaleza tomará el control y la personalidad comenzará a exceder su autoridad e instrucciones. Otro punto que lo acompaña es el aumento del arte, que es tan atractivo cuando una persona dice algo, pero puede parecer demasiado figurativo, que al final, con momentos sutiles e íntimos, puede ser malinterpretado.

Cómo desarrollar habilidades interpersonales.

El desarrollo de habilidades de comunicación es un tema popular entre los psicólogos, entrenadores y entrenadores de diversas áreas de negocios, y sus elementos pueden estar presentes en cualquier programa de crecimiento personal, porque La capacidad de comunicarse es una parte integral de cualquier desarrollo en el mundo social. También hay una serie de recomendaciones, mediante las cuales una persona puede mejorar de forma independiente sus habilidades retóricas, carismáticas y comunicativas, al mismo tiempo que aumenta el nivel de confianza en sí mismo.

La primera prioridad es dejar de evitar todas las oportunidades de comunicación. Si anteriormente intentó escapar de una fiesta en la que no todos están familiarizados o pedir productos en Internet, para no interactuar con los consultores, ahora debe intentarlo, al menos no específicamente para excluir las posibilidades de interacción. En las primeras etapas, no debes esforzarte y convertirte en el iniciador de la comunicación, basta con esperar la actividad y, a medida que superes la incomodidad, se manifestará cada vez más.

Antes de la comunicación planificada, es mejor planificar su placer a partir de este momento que las opciones de escape. Incluso si comprende que no ocurrirá nada agradable y no escuchará nada nuevo, se recomienda pensar en cómo puede ampliar la conversación. Si este es un enfrentamiento en el trabajo, entonces puede comenzar a proponer soluciones y preguntar al jefe sobre la cooperación, luego se reducen las opciones de amenazas y humillaciones. Si un amigo viene a ti, contando constantemente las mismas experiencias, inmediatamente toma la iniciativa en tus propias manos, comienza tu propia narración o llévalo a una sesión en el cine o en el parque.

Los fundamentos de la comunicación se reducen a la constante manifestación de la actividad. Hola primero, muéstrale a la persona que te diste cuenta. Esto es especialmente cierto en las grandes ciudades y empresas, cuando las personas solo están tratando de averiguar si desean interactuar con ellas. Las sonrisas y los saludos serán suficientes para iniciar un diálogo, y si él no está listo para la interacción, entonces solo deja una impresión agradable.

Cuando el diálogo ya haya comenzado, intente evitar las formalidades que arruinan cualquier interacción. El interés cortés estándar debe responderse un poco más que la afirmación de que todo es normal. Entonces aparece el interlocutor, para lo cual se aferra en la continuación de la conversación. Además del hecho de que usted mismo está contando sobre usted mismo, asegúrese de recordar que, en los momentos personales que le dijeron y de la próxima reunión, puede interesarse. Lo principal que naturalmente aumenta las habilidades de comunicación: interés sincero en el interlocutor. Deje de percibir incluso a los viejos conocidos desde la perspectiva habitual, hágales preguntas inesperadas, pida consejos, comparta su opinión.

Mira el video: sociabilidad (Enero 2020).

Загрузка...