Psicología y Psiquiatría.

Qué hacer si la mujer "sierra".

Antes del matrimonio, a un hombre le parece que tiene una idea suficiente de su futuro cónyuge; sin embargo, a lo largo del tiempo, queda claro que los elegidos no se caracterizan por las cualidades que les gustaron al elegir una esposa. La razón de los escándalos son constantes desacuerdos y reproches. Las mujeres a menudo educadas, dotadas de inteligencia, se convierten en esposas, que constantemente "cortan" a sus hombres. Esto se debe a que la psicología de la mujer y sus características se explican por una mayor sensibilidad y alteraciones hormonales a cualquier cambio interno. Estas manifestaciones en la psique femenina se establecen evolutivamente, ya que para la supervivencia de la descendencia era importante notar los matices del estado de ánimo y el estado del vecino, para monitorear la seguridad y la funcionalidad de sus hábitats, así como su condición personal.

Ahora que la situación ha cambiado, no hay necesidad de dividir las funciones de género, sin embargo, la emotividad y la inconsistencia de las mujeres permanecieron, ya que desde la infancia el sexo femenino no recibe una prohibición sobre la expresión de sus sentimientos. Las acciones del sexo justo son siempre auténticas, lo que significa que el comportamiento externo corresponde al contenido interno. A menudo, el hecho de que la esposa comience a "cortar" todos los días por cualquier motivo (llegó tarde, no se retiró, se olvidó de llamar, compró otra cosa, etc.) es difícil de entender para un hombre. Y para una mujer esta es la norma y solo por razones comprensibles solo para ella. Este comportamiento de las esposas no está justificado, porque no están satisfechos con algo concreto, sino con todos sin excepción. Las mujeres deben tener en cuenta los sentimientos de sus cónyuges, aprender a controlarse y no "fastidiarlos" por nada.

La psicología de género tiene dificultades en la comprensión de ambos sexos, y los conflictos que surgen, las peleas ocurren debido a una falta de comprensión de las características intersexuales. Para reducir el número de escaramuzas en conflicto, los esposos necesitan conocer las características de la psicología femenina. Por lo tanto, si una esposa "asierra" todos los días, entonces esto indica un aumento de la emocionalidad femenina y que la esposa vive en un mundo de sentimientos, donde incluso las emociones negativas se manifestarán por la conciencia de sí mismas como significativas, que su ausencia total.

Las características emocionales de las esposas incluyen tal necesidad como una serie de factores calmantes y un tiempo considerable para calmarse, porque el sistema nervioso femenino responde a los estímulos con mayor fuerza, es más sensible y excitable. En los hombres, tales características emocionales primero causan confusión y eventualmente irritabilidad, y comienzan a pensar en cómo detener el descontento femenino constante.

La principal razón por la que las mujeres están enojadas es, (según las esposas), el comportamiento incorrecto del esposo. Una mujer que vive en el matrimonio ve que un hombre tiene rasgos de carácter negativos, hábitos negativos, sus propios puntos de vista, cosmovisión y principios.

Entonces, ¿qué hacer si la esposa "sierra" todos los días? Para entender cómo dejar de experimentar la presión psicológica de una esposa, uno debe ser consciente de las razones por las que se guía por "llevar a cabo el cerebro". Es posible que el esposo no ayude a criar a sus hijos, no escuche solicitudes desde la primera vez, no financie a la familia, no cuide a su hijo elegido, no participe en el servicio de limpieza y evite las actividades de ocio en el hogar, pasando su tiempo libre con amigos.

Una causa común de conflicto doméstico es la ira que se ha acumulado por el resentimiento dentro de una mujer. Si la esposa está constantemente "aserrando", y el esposo no sabe qué hacer con esto, entonces debería "mirar dentro de sí mismo", analizar sus acciones, tratando de encontrar la causa de los conflictos. La ira femenina tiene un "botón de apagado", lo principal es encontrar la causa del descontento y darle a la mujer lo que quiere, por ejemplo, para tomarse un descanso de las tareas domésticas. Después de eso, la esposa reemplazará la ira con misericordia. Adivinar la causa del descontento femenino no es necesario. Es necesario discutir, honestamente y abiertamente, el problema que ha surgido en el par. Debe recordarse que cualquier desacuerdo debe servir como un desarrollo en la relación y no conducir a la destrucción.

Es importante que los hombres entiendan que una mujer elige a su pareja con quien quiere formar una familia de acuerdo con ciertos criterios. Para la primera reunión, la apariencia es importante y, con el tiempo, el carácter de una persona es importante. Los psicólogos estadounidenses han descubierto que después de tres años entre personas, el tiempo de la euforia (amor) termina y llega un sentido de la realidad. Los cónyuges comienzan a mostrar carácter, si no obtienen satisfacción de vivir juntos, surgen peleas.

Es posible mejorar las relaciones familiares mediante la aplicación de refuerzo positivo. Si la esposa "sierra" todos los días, los psicólogos recomiendan cambiar la actitud hacia el cónyuge. Esto significa decir más palabras agradables, felicitaciones, agradecer el desayuno o la cena. La esencia de este método se expresa en el hecho de que el cónyuge debe alabar, independientemente del resultado de cada una de sus acciones, por ejemplo, incluso para las papas quemadas para la cena.

Una mujer puede ser tan receptiva, amable, amorosa, comprensiva y enojada, grosera e irritable. El motivo del estado de ánimo a menudo se debe a la situación familiar, tanto interna como ambiental.

Factores internos que afectan el estado de ánimo femenino:

- falta de amor y calidez;

- enfermedades del sistema nervioso;

- síndrome premenstrual.

Factores ambientales:

- malentendido del marido y los hijos;

- mal día;

- problemas en el trabajo;

- Financiación insuficiente de la familia.

¿Qué debe hacer un esposo cuando su esposa experimenta su inconsistencia? Debe, sin perder el núcleo interno, permanecer siempre tranquilo y estable. Para comenzar a entender a una mujer, debes escucharla cuidadosamente. Al concentrarse en la escucha, puede ver que hay nuevos detalles incluso en el tema tratado anteriormente. Tal vez la mujer repite, porque no le gusta la opción de resolver la situación. El diálogo para un cónyuge es un indicador de la importancia de las mujeres, alejándose de su esposa y considerando que hablará con sus amigas, un hombre provoca un número aún mayor de conflictos.

Si elogias a tu esposa, entonces la mujer comenzará a corregir su comportamiento para mejor. Una mujer no quiere que su actitud emocional afecte a un hombre, porque es en tiempos de crisis que esperará la calma de él. Si siempre dices buenas palabras, mientras agregas algunas acciones, la relación se recuperará gradualmente. Encontrar un entendimiento mutuo con su esposa ayudará a una cena romántica y descansará de la familia y los asuntos del hogar, discutiendo por adelantado lo que a su esposa no le gusta y cómo solucionarlo.

Si las recomendaciones presentadas no dieron lugar al resultado deseado y la tensión entre los cónyuges continúa en la familia, entonces la opción apropiada sería terminar la relación y dispersarse. No todos los hombres son capaces de resistir durante mucho tiempo a una mujer que "vio", incluso si al principio la sufre a causa de sus hijos, su vida se vuelve poco a poco aburrida.

El abuso moral de un hombre reduce su autoestima, afectando negativamente a la psique. La existencia conjunta se convierte en "infierno", de tal relación que quiero correr.

Si la compañera tiene exigencias excesivas, entonces tiene sentido sugerir que ella intente crear para sí misma todos los beneficios que requiere su esposo. Y mientras tanto, un hombre restablecerá gradualmente su paz mental y estilo de vida, que solía casar con una esposa histérica. Se requiere mirar el divorcio con seriedad, uno no debe dotarlo de fatalidad, considerando que no hay vida después de eso. Los psicólogos creen que si todos los signos de un matrimonio sin salida son obvios, y la pareja no puede ponerse de acuerdo, que tratar de preservar la relación, sería mejor obtener un divorcio.