La falta de tacto es la calidad de una persona, que se manifiesta en una disminución en el nivel de comunicación constructiva, positiva y bien dirigida. Por lo general, este estilo de comunicación se construye deliberadamente para dañar o por indiferencia a los sentimientos de los demás. El egoísmo propio en una persona sin tacto está siempre en primer lugar, exigiendo la presencia constante en el centro de atención, sin tener en cuenta las necesidades y los pensamientos de los demás.

El concepto de falta de tacto es multifacético e incluye una variedad de manifestaciones. Por ejemplo, esto incluye desconocer las propias cualidades negativas de uno, y proyectarlas en otros o insensibilidad a la esfera emocional de los demás.

La razón principal de la manifestación de un comportamiento sin tacto puede considerarse no tanto la falta de una educación adecuada y el conocimiento de las normas de etiqueta, como las violaciones internas del individuo. Hay casos en que una persona con varias educaciones superiores, criada en una familia inteligente, no tiene tacto en la comunicación, mientras que otra, que creció en un internado y no ha completado la escuela, mostrará un alto grado de sensibilidad y tacto en sus manifestaciones.

Es posible considerar el conflicto en la comprensión y el sentimiento de sí mismo como razones personales que causan la falta de tacto de las personas, porque cuando se altera la sensibilidad a los procesos internos, es imposible orientarse adecuadamente en la interacción externa.

El mecanismo es bastante simple: del conflicto interno, la tensión interna se acumula, y cuanto más fuerte y más tiempo se retiene, más brillante será el estallido de todas las cosas negativas que se han acumulado en el alma. Muchos incluso hablan de la incapacidad de controlar los comentarios insultantes.

Que es

El concepto de falta de tacto tiene manifestaciones inconscientes y conscientes. Las manifestaciones inconscientes pueden atribuirse a la falta de tacto, como una forma de protección psicológica: al no poder resistir bella y armoniosamente, al comprender una gran cantidad de contradicciones internas, una persona en casi cualquier tratamiento se siente amenazada por un ataque. Es este miedo a ser revelado o herido lo que hace que una persona se lance de antemano, provocando que una medida excesiva reaccione agresivamente.

La falta de tacto consciente es una forma de lograr algunos objetivos: puede ser una desestabilización temporal del estado de otra persona, el deseo de estar en el centro de la atención, de ascender en la carrera o la escala social, utilizando métodos manipulativos y despreciables.

La falta de tacto de las personas se manifiesta en la ausencia de gusto y tacto, un estilo desagradable de comunicación con los demás cuando son sometidos a inyecciones morales. Además de las palabras, hay un aspecto conductual de las manifestaciones: una persona así aparece siempre en el momento más inesperado y desafortunado, puede permanecer al comienzo de una conversación íntima o no puede comparar el volumen y la entonación de las palabras habladas con la situación y la reacción de otras personas. Chismes, chismes, comentarios ofensivos sobre todos los que pueden ser contactados, signos de falta de tacto. Además, una persona así no se detiene a discutir detalles íntimos o incluso puede inventarlos, e incluso la falta de apariencia o las enfermedades congénitas pueden ser un tema para los comentarios cáusticos y ofensivos.

La falta de tacto dirigida se refiere al vampirismo psicológico y energético, porque a menudo después de hablar con una persona así, se produce una crisis, apatía, episodios frecuentes de espasmos y dolor. Tales fenómenos se explican no solo por las leyes de la energía, sino también por la estructura mental, así como por los mecanismos de la psicosomática. Cualquier intrusión sin tacto se percibe como una violación de los límites personales, los golpes y la actitud descuidada de los temas enfermos y los puntos débiles conducen a la activación de clips físicos. Esto sucede porque una persona que se adhiere a las normas de comunicación cultural sigue desanimada por el comportamiento de otras personas y no responde verbalmente, pero el cuerpo todavía produce adrenalina para la protección, que luego se acumula con clips y se transforma en dolor.

Este comportamiento puede ser ajustado o desarrollado. Por lo tanto, al estar en un entorno social y cultural, las manifestaciones indignas de una persona pueden suavizarse debido a la reacción de los demás. Los que tienen más tacto son los comentarios que no suenan directamente sobre la inadmisibilidad de tal tono y expresiones, pero que la persona parece estar cansada o no sentirse bien, si se ha escapado de esto.

Pero la corrección, desafortunadamente, está lejos de ser siempre posible, porque una persona con la falta de tacto que prevalece se compara a sí misma y considera el mismo comportamiento que el estándar de comportamiento y estilo de comunicación. Los intelectuales a menudo son pisoteados por su incertidumbre, los individuos sensibles pueden llamarse quejidos y demás. En este caso, solo puede incluir una estrategia defensiva, gracias a la cual no podrá cambiar a una persona, pero será posible deshacerse de sus ataques. Puede bromear o responder de manera extremadamente inconveniente a partir de preguntas incómodas, también puede ignorar la pregunta, al igual que una persona en principio. El comportamiento más activo y efectivo puede reducirse a una pregunta mutuamente desagradable, pero no debe buscar temas dolorosos o secretos, es mejor preguntarse cómo se relaciona exactamente una persona con la información sobre su vida personal, que le interesa. En general, no dialogar es a veces la única manera: aumentar la distancia, referirse al empleo, etc.

Ejemplos de vida sin tacto.

Hay muchos ejemplos de falta de tacto en la vida cotidiana, algunos de los cuales pueden no ser percibidos en este sentido, pero justificados por la incomodidad de una persona o la falta de comprensión de la situación. Casos en que una persona pide ayuda a personas que no son adecuadas para esto: la que está ocupada, las que sufrieron en una situación similar, la que no se ayudó cuando solicitó. La discusión de personas de diferentes categorías en su presencia, por ejemplo, puede quejarse de todas las mujeres en la mesa el 8 de marzo, hablar insultantemente sobre los judíos, sabiendo con seguridad que están presentes o expresar la opinión de que la vejez es terrible en cualquier manifestación en el aniversario.

Al parecer, estos son momentos de tacto en las áreas informadas a todos desde la infancia. Pero el hecho de que nadie tenga que decirle a una persona que traiga una persona que acaba de regresar, o incluso una persona a la que hay que ir a dar un paseo, no necesita que se le diga: aquí se necesita sensibilidad interna. Pedirle dinero a alguien que acaba de sufrir grandes pérdidas financieras o exigir el pago de la deuda a la persona que gastó el último en el tratamiento es un recordatorio superfluo del difícil destino y lesiona gravemente a otro. Un poco de meticulosidad en las explicaciones puede hacer que una persona diga la situación extremadamente larga, dados muchos detalles, y la audiencia se demorará cuando la esencia del problema estaba clara al principio. La falta de respeto por la opinión de los demás es una de las características principales de la falta de tacto.

No hay humor sutil y relevancia de tales comentarios en la falta de tacto. Será ridículo, cruel, ruidoso y desnudo, cuya guía suele ser la envidia o la falta de temas en su propia vida. Incluso con sandalias nuevas, las personas sin tacto pueden hacer comentarios para que la dueña de la ropa nueva nunca las use nuevamente, sin importar qué tan cómodas o hermosas sean.

El deseo de entrar en la vida de otra persona puede expresarse en un emparejamiento no deseado, cuando los jóvenes, que se ven por primera vez, se cierran en una habitación para que puedan conocerse mejor. La segunda opción puede ser una discusión de la vida personal mantenida en secreto. Cuanto menos información dé una persona, más información obtendrá y no será positiva, y también les dirá a todos que saben cuán confiable y confiable es la información. Historias sobre quién duerme con alguien, que la niña fue promovida, porque es la amante del jefe, y el estudiante compró un abrigo de piel por el dinero ganado por la prostitución, algo que la gente sin tacto está difundiendo. Es característico que si los aborda con una aclaración directa de las razones de esto, entonces la víctima tendrá que demostrar durante mucho tiempo que la situación es diferente.

Y los ejemplos completamente desarmadores de falta de tacto se refieren a preguntas repentinas desagradables o demasiado personales. Se le puede preguntar directamente a una persona cuándo perderá peso o por qué se ve tan mal, y las preguntas también pueden contener una pista de por qué sucedió esto. Así que estas opciones son bastante posibles: "¿Por qué el segundo día usa los mismos pantalones vaqueros? ¿No hay nada para usar o está dando vueltas toda la noche?" o "¿Mi esposa ya te dejó? No podía soportar beber". La frase en sí misma está construida de tal manera que una persona se siente inferior o defectuosa y se pierde en las respuestas, pero esto no es solo un ataque, sino que sucede sin tacto y se preocupa.

El interés constante en saber si la niña solitaria ya ha encontrado que su marido parece expresar sentimientos por su destino, pero en realidad duele, pero también pueden incluirse preguntas sobre el momento de la boda, el nacimiento de un hijo. Se puede preguntar a los militares sobre la cantidad de personas asesinadas y los métodos, a los jubilados sobre la escasez de la pensión, a las personas violadas sobre si recibieron placer, etc. La característica principal es que una persona ignora por completo la situación y desatiende los sentimientos de los demás.

Mira el video: Gestión sanitaria-Falta de tacto; integridad del paciente y respeto-Relación médico paciente (Enero 2020).

Загрузка...