Psicología y Psiquiatría.

Psicoterapia familiar

Psicoterapia familiar - Esta es una dirección específica de la psicoterapia, que se centra en la corrección de las relaciones interpersonales. Su objetivo principal es la eliminación de los trastornos emocionales en la familia. En otras palabras, es asistencia psicoterapéutica para un individuo en la familia y a través de la familia. El objeto de la terapia familiar puede ser no solo una familia "desorganizada", sino también las relaciones familiares que se encuentran en una situación de crisis. Es esencial buscar recursos de relaciones familiares, habilidades y razones motivadoras para la transformación y centrarse en la resolución de situaciones actuales y problemas urgentes.

Los objetivos universales de diversas tecnologías de la psicoterapia familiar deben presentarse de la siguiente manera: transformación en la familia de un conjunto de ideas sobre el problema real, cambiando las actitudes de los miembros de la familia a la esencia del problema, creando variaciones alternativas para resolver problemas a través de la intervención directa o indirecta, reduciendo la participación emocional en el comportamiento sintomático de un miembro de la familia, corrigiendo varias formas de inadecuación jerárquica, mejora del estilo de comunicación familiar, descubrimiento de secretos familiares, etc.

Psicoterapia sistémica familiar.

La psicoterapia familiar y Eidemiller hicieron su definición en este concepto. En su opinión, la psicoterapia familiar es un sistema unificado de impacto psicoterapéutico en toda la familia como un sistema abierto vivo para la optimización y una mayor eficiencia de su funcionamiento. Esta definición refleja un enfoque sistemático de la psicoterapia familiar. Un enfoque sistemático de las prácticas de psicoterapia familiar es uno de los más jóvenes entre otras áreas psicoterapéuticas en la actualidad. Este enfoque nació después del final de la Segunda Guerra Mundial. Se desarrolló en estrecho contacto con la cibernética. Esta es precisamente su diferencia esencial con otros enfoques psicoterapéuticos. Con este enfoque, el objeto de influencia no es el individuo, sino la familia y todo el sistema familiar.

Esta orientación psicoterapéutica considera las relaciones sistémicas y las relaciones interpersonales en el equipo como la base para el diagnóstico y la terapia de los conflictos interpersonales y los trastornos mentales.

El constructivismo y la teoría unificada de los sistemas se consideran la base conceptual del enfoque de los sistemas. El desarrollo y la formación adicional de la terapia familiar sistémica no están asociados con el desarrollo de prácticas psicoterapéuticas individuales.

El sistema familiar está en un intercambio estable con el mundo exterior, en otras palabras, es un sistema abierto, así como auto-organizado. En otras palabras, el comportamiento del sistema es razonable y el generador de transformaciones del sistema está ubicado en su interior. De ello se deduce que el comportamiento de los sujetos que forman la familia se debe al impacto de sus necesidades y motivos. Con respecto al elemento incluido en el sistema, tal sistema es primario. Por eso se considera conveniente trabajar no con un elemento de la familia, sino con todo su sistema.

El sistema familiar se refiere a un cierto grupo de individuos, conectados por un solo lugar de residencia, a la conducta de un hogar conjunto y, lo más importante, a una relación. Muy a menudo, lo que sucede en una familia no depende de las intenciones, metas y deseos de los sujetos incluidos en dicho sistema familiar, ya que la vida familiar está regulada y controlada por las propiedades del sistema. La teoría psicoterapéutica familiar sistémica afirma que los planes y acciones de los individuos son secundarios y obedecen las leyes y normas del funcionamiento del sistema familiar. Este principio se llama el principio de la totalidad del sistema.

En la práctica de la psicoterapia sistémica, la familia es un sistema integral que busca preservar y desarrollar aún más los vínculos establecidos. En el curso de su existencia, todas las familias superan las crisis naturales, por ejemplo, el nacimiento de un niño. Es durante los períodos de situaciones de crisis que las familias se muestran incapaces de resolver los problemas que surgen en el curso de su desarrollo por los mismos métodos. Por lo tanto, enfrentan una necesidad urgente de complicar sus propias respuestas adaptativas.

En la psicoterapia sistémica familiar, se pueden destacar los pasos principales: la unificación del terapeuta con la familia, familiarizarlo con la estructura de los roles impuestos por la familia, formular el requisito psicoterapéutico, restablecer las relaciones familiares, terminar con la psicoterapia y desconectarse.

Entre los partidarios más grandes del enfoque de sistemas para la psicoterapia familiar se encuentran K. Madanes, S. Minukhin y otros. En la actualidad, el enfoque de sistemas es una de las áreas de terapia familiar más rentables, prometedoras y terapéuticamente eficaces.

El enfoque de los sistemas a la psicoterapia familiar se basa en tres principios básicos: circularidad, neutralidad e hipotética. El principio de circularidad se basa en la aplicación de la lógica circular. El psicoterapeuta necesita aprender a ver la conexión circular de los eventos. El principio de neutralidad se basa en la posición neutral adoptada por el psicoterapeuta para lograr una influencia efectiva y la misma empatía para cada miembro de la familia. El principio del hipotetismo consiste en probar la hipótesis sobre la esencia de los problemas familiares que presenta el psicoterapeuta. De acuerdo con esta hipótesis, se debe construir la estrategia de interacción del psicoterapeuta.

Hoy en día, la psicoterapia familiar sistémica Varga se ha convertido en una de las áreas más populares y extendidas. En sus escritos, Varga identifica la estructura de la familia, su etapa de formación, lo demuestra todo con ejemplos de la familia rusa. Dado que el enfoque sistémico de la psicoterapia de las relaciones familiares debe tener en cuenta las peculiaridades de la mentalidad de los ciudadanos de diferentes países.

Varga sostiene que la psicoterapia familiar muy sistémica se basa en la retroalimentación. En otras palabras, cualquier acción conduce a una respuesta que, a su vez, forma la siguiente reacción.

Objetivos de la psicoterapia familiar

La psicoterapia familiar es un enfoque especial de la psicoterapia, cuyo objetivo es la corrección de las relaciones interpersonales y la eliminación de las perturbaciones en la esfera emocional de la familia, que son más pronunciadas en cualquiera de los participantes en las relaciones familiares.

La terapia familiar puede durar desde varias sesiones y hasta 2-3 años. Su duración está determinada por la gravedad de los trastornos mentales en el llamado "portador de síntomas", los motivos de los miembros de la familia para lograr un resultado (efecto psicoterapéutico pronunciado) y la gravedad de los conflictos interpersonales en la familia. Inicialmente, la terapia puede realizarse no más de 2 reuniones por semana. Después de una cierta cantidad de tiempo y de hacer cambios en la esfera emocional de la familia, las reuniones se pueden celebrar 2 veces al mes, luego - 1 sesión en 3 semanas.

La psicoterapia familiar y Eidemiller identificaron cuatro etapas principales: diagnóstico (etapa de diagnóstico), eliminación de conflictos familiares, recuperación y etapas de apoyo.

La tarea mínima de la psicoterapia familiar implica el alivio de los síntomas existentes, la aparición de síntomas en los miembros de la familia y la resolución de los problemas presentados. Al mismo tiempo, la tarea clave de la terapia es lograr que los miembros de la familia comprendan que la convicción de éxito no es un estado pasivo, sino toda una gama de acciones de iniciativa, una búsqueda constante de oportunidades potenciales y métodos para ayudar a una persona con un trastorno. Cada miembro de la psicoterapia familiar debe conocer y responsabilizarse del éxito del tratamiento por sí mismo. El objetivo generalmente aceptado de la psicoterapia familiar es ayudar a la familia a resolver las tareas características del ciclo de vida. Además de corregir las relaciones, la psicoterapia familiar también tiene otros objetivos, por ejemplo, aumentar la efectividad de las comunicaciones interpersonales, transformar la personalidad de los participantes de la terapia de manera tal que aprendan a interactuar como personalidades enteras mentalmente sanas, basadas en la realidad real, y no en relaciones pasadas inconscientes.

En general, entre los principales objetivos estratégicos en psicoterapia familiar se encuentran:

- Mejora del microclima familiar.

- el surgimiento de un sentimiento en los participantes de las relaciones familiares de que sus necesidades e intereses son respetados por otros;

- Superación por parte de los miembros de la familia desde el punto de vista de atribuir problemas a una familia a alguien;

- desarrollar una actitud más tolerante hacia el líder, que se manifiesta en cualquier situación;

- Formación de la capacidad de empatizar y comprensión mutua;

- desarrollo de la capacidad de aceptar las diferencias existentes en las opiniones;

- mejorar las habilidades de resolución de problemas conjunta e independiente;

- la liberación de uno o más participantes en las relaciones familiares del llamado papel del chivo expiatorio;

- la formación de la capacidad de autoanálisis;

- fortalecimiento de la independencia;

- lograr un equilibrio entre las aspiraciones de los miembros de la familia a la cohesión, por un lado, y la independencia, por el otro.

Métodos de psicoterapia familiar.

En el curso del trabajo con un grupo familiar, el psicoterapeuta puede aplicar una variedad de métodos, que se dividen en psicoterapia original y adoptada de la general. La terapia psicoanalítica familiar, sistémica, estratégica, conductual y algunas otras técnicas se conocen como métodos originales.

La elección de métodos en psicoterapia familiar es directamente proporcional a las etapas de dicha terapia. Dado que la selección de etapas ayuda a estructurar directamente el proceso de terapia familiar, argumenta el orden de uso de varias técnicas psicoterapéuticas, métodos y métodos que dependen de la motivación y la cantidad de información diagnóstica.

Por ejemplo, en la primera etapa (diagnóstico), se realiza un diagnóstico en el proceso de iniciar un psicoterapeuta en el equipo familiar, quien presenta y prueba las hipótesis.

En la etapa de eliminar el conflicto familiar en el proceso de sesiones unilaterales del psicoterapeuta con el grupo familiar, las fuentes del conflicto se detectan y eliminan a través de la respuesta emocional de cada miembro de la familia que está involucrado en la situación de conflicto, como resultado de establecer un contacto adecuado con el psicoterapeuta para ayudar a los participantes a aprender a hablar en un idioma que todos entiendan. . Al mismo tiempo, se convierte en un mediador y transmite en un volumen coordinado información sobre el conflicto, yendo de un miembro del grupo a otro. El componente de no habla de dichos datos puede ser traducido por un psicoterapeuta durante una sesión de psicoterapia familiar. Para este propósito, se utiliza una técnica llamada "robot manipulador", que consiste en el hecho de que el psicoterapeuta traduce la afirmación contradictoria del participante de la reunión en lenguaje de signos, relacionando la expresividad del gesto con la sensibilidad emocional, la tolerancia y la tolerancia de los participantes. En esta etapa de la terapia, los principales métodos de psicoterapia son: psicoterapia no directiva, que tiene como objetivo verbalizar las relaciones inconscientes de las personalidades, así como métodos específicos de influencia especialmente desarrollados de los miembros de la familia entre sí.

En la etapa de reconstrucción (etapa de recuperación) de las relaciones familiares, se realiza una discusión colectiva de situaciones problemáticas familiares apremiantes, se lleva a cabo la capacitación sobre el comportamiento y la capacitación en normas y reglas de disputa constructiva (diálogo).

La etapa de apoyo de la terapia es consolidar las habilidades de empatía, comunicación constructiva y una gama ampliada de reacciones de comportamiento de rol que se han adquirido en las etapas anteriores en condiciones familiares normales. También en esta etapa, se lleva a cabo el asesoramiento y el ajuste de las habilidades de comunicación adquiridas en relación con situaciones de la vida.

La psicología familiar moderna y la psicoterapia tienen los siguientes métodos:

- suma y resumen;

- uso efectivo del silencio;

- entrenamiento con preguntas;

- la capacidad de escuchar;

- análisis de video;

- repetición;

- refinamiento (clarificación) y reflejo de afecto;

- interpretando varios papeles;

- confrontación, es decir, la presentación a los cónyuges de actitudes inconscientes o estereotipos de comportamiento para su posterior estudio y conciencia;

- La creación de “esculturas vivas”.

Grupo psicoterapia familiar.

La psicología familiar y la psicoterapia generalmente están diseñadas para no más de 7 parejas casadas. Las parejas deben elegir aproximadamente la misma categoría de edad y con el mismo nivel de educación.

Los principios básicos de la psicoterapia de grupo son similares al proceso de tratamiento de una pareja individual, pero hay diferencias. Durante las sesiones grupales, un punto importante es la posibilidad de capacitarse en el modelo de las relaciones de los demás, lo que enriquece enormemente los métodos, ya que existe la posibilidad de desarrollar situaciones mediante la distribución de roles entre los participantes en el proceso. La terapia de grupo permite no solo informar las circunstancias de la situación actual, sino también demostrar patrones de comportamiento alternativos.

La psicoterapia matrimonial grupal contribuye a un desarrollo más efectivo de varios tipos de comunicaciones, por ejemplo, para aprender correctamente, exprese suavemente a su pareja las cosas no muy agradables. Además, brinda la oportunidad de evaluar de manera competente los resultados de las disputas constructivas.

Antes del inicio de la terapia de grupo, generalmente se realizan un par de sesiones separadas con hombres y mujeres, es decir, El grupo se divide en dos subgrupos. En los grupos donde ambos compañeros estarán presentes, existe el riesgo de aumentar las reacciones defensivas. El trabajo dinámicamente enfocado de un grupo de parejas casadas presupone una situación de seguridad comunicativa, superando limitaciones familiares, opiniones establecidas. Se observará una divulgación típica del cliente solo después de que el cónyuge comience a justificar. La mayoría de las personas buscan sesiones de psicoterapia grupal debido al deseo de ocultar información sobre sí mismas y no revelarse por completo. Muy a menudo hay efectos adversos de la terapia cuando los cónyuges vuelven a casa y continúan peleando. Las conclusiones desarrolladas después de las sesiones psicoterapéuticas pueden causar una escalada del conflicto marital. Es por eso que la mayoría de los terapeutas consideran que durante las sesiones es apropiado guiarse no tanto por la psicoterapia dinámica como por el análisis instructivo de los problemas que se relacionan con la vida de los compañeros (vida, ocio, crianza de los hijos, etc.). También son populares las técnicas de comportamiento que se centran en la formación de habilidades de comunicación positivas y la capacidad de resolver conflictos.

Por lo general, el trabajo en grupo se lleva a cabo por dos terapeutas. El grupo ayuda a inventar modelos y circunstancias que los cónyuges pueden aplicar, y las parejas comparan su propio comportamiento. En las sesiones, se desarrollan diversas formas de comunicación y técnicas de resolución de problemas, seguidas de comentarios, se forman y comparan los acuerdos matrimoniales entre los cónyuges y se supervisa su implementación.

Algunos psicoterapeutas utilizan límites organizativos rígidos: durante las reuniones, las parejas casadas aprenden a articular sus propias experiencias, enfatizando los deseos básicos y especificando los requisitos para las transformaciones en el comportamiento de un compañero.

Técnicas de psicoterapia familiar

Las técnicas de psicoterapia familiar son técnicas y prescripciones específicas a través de las cuales se modifica el sistema familiar para mejorar la eficiencia de su funcionamiento.

Hoy en día, en los escritos de los psicoterapeutas modernos, se pueden encontrar varios tipos de clasificaciones de técnicas que se utilizan en terapia familiar. El propósito previsto de un técnico es el parámetro más común para crear una clasificación. N. Fredman y R. Sherman identificaron los siguientes grupos de técnicas: técnicas sociométricas, conductuales y paradójicas, técnicas de intervención estructural y técnicas basadas en el uso de la imaginación. Algunos psicoterapeutas destacados proponen complementar la clasificación anterior con otro conjunto de técnicas que se basan en la organización de la conversación.

Las técnicas sociométricas son hoy el método más accesible de investigación y restauración de la estructura familiar disfuncional en el proceso de su psicoterapia. Con la ayuda de las técnicas de este grupo, puede obtener información actualizada sobre la actividad familiar en cuatro niveles. Las técnicas sociométricas permiten debilitar la resistencia de la familia a la transformación y el impacto en el funcionamiento de la familia durante el curso de la terapia.

Поведенческие техники в теоретическом аспекте восходят к периоду триумфального главенствования бихевиоризма и основываются на выработке положительных коммуникаций и умений разрешать проблемы. При данном подходе перед терапевтом не стоит задача проникнуть в корень конфликта. Necesita cambiar los estereotipos de comportamiento existentes, por lo que la técnica de comportamiento consiste en un análisis detallado del comportamiento.

Los métodos paradójicos de hoy ocupan la posición de una de las áreas más importantes en la terapia familiar. Su popularidad se debe a la naturaleza a corto plazo de la tecnología en sí, durante la cual las modificaciones aparecen como por sí mismas.

Las áreas sistémicas y estructurales de la psicoterapia afirman que la terapia no tendrá éxito sin la intervención de un psicoterapeuta. La técnica de intervención estructural se centra simultáneamente en la transformación de la estructura y en la identificación de una situación o conflicto problemático. Se basa en los esfuerzos del terapeuta para unirse (unirse) a la familia. Por lo tanto, el terapeuta y el grupo familiar se están reuniendo para crear un sistema terapéutico. De ello se deduce que la técnica comienza con el inicio del sistema familiar para convertirse en un acelerador "intrasistema" de modificaciones terapéuticas. La familia tendrá éxito solo si el terapeuta puede penetrar el sistema con el método óptimo en cada caso específico.

La técnica basada en el uso de la imaginación, la terapia artística, los experimentos asociativos, etc.

Mira el video: Diálogos Familia - Terapia familiar? 06082013 (Enero 2020).

Загрузка...